Agosto 17, 2019, 15:20:17

Recetas de postres

Iniciado por Kelemvor Freshbane, Marzo 21, 2011, 21:17:41

Kelemvor Freshbane

Os acerco un postre que a mi madre le hací­a mi bisabuela y que se le ocurrió enseñarme a hacer para honrarla y recordar tiempos mejores. Ella lo llamaba Crema Napolitana, y aunque no sabemos bien por qué, esta especie de natillas quedan bautizadas por su gracia, así­ que, lo dicho, os presentamos este riquí­simo postre:



Ingredientes (para 3 personas)

- 3 huevos

- 3 galletas

- 3/4 de litro de leche

- 4 cucharadas soperas de azúcar

- 1 pizca de canela

- maizena (una cucharadita)

Preparación

Para empezar, tenemos que hacer azúcar tostado. Para ello, en una olla vertemos una cucharada sopera de agua y dos cucharadas soperas de azúcar y llevamos a ebullición, hasta que se quede en el fondo pegado, como caramelo (esto lleva unos minutos).

Mientras se tuesta, podemos ir avanzando, primero, partiendo los huevos y separando claras de yemas. Cogemos las yemas y las mezclamos en un bol con dos cucharadas de azúcar y la maizena y removemos con una cuchara hasta que quede una masa homogénea. Reservamos.

Con el azúcar ya tostado en la olla, solo tenemos que añadir la leche y una pizca de canela (nada prácticamente), y calentamos hasta que el azúcar se haya derretido completamente en la leche (se verá como anaranjada, parecido a cuando mezclamos leche y miel). En ese momento ya podremos añadir la masa de yema de azúcar. Aquí­ viene lo más peligroso del asunto. No podemos dejar que hierva en ningún momento, por lo que controlad el fuego y no dejéis de remover (lentamente). Tras unos 10 minutos, lo cual varí­a un poco dependiendo del fuego, habrá cogido algo de espesor y parecerá una crema uniforme de color café con leche.

Pasado ese tiempo sólo quedará servir en pequeños cuencos o en cazuela de barro y poner una galleta encima, coronando la crema. Para aprovechar la clara de huevo, la hemos batido a punto de nieve (sus 10-15 minutos sin parar de batir no te los quita nadie) y lo hemos dispuesto gracias a una manga pastelera. Esto es completamente opcional, pero le da un toque. Que aproveche, os va a encantar.

Tiempo: 40 minutos

Dificultad: 3/5

Digestión: 2/5

Precio: 2€


Ví­a | www.cocinillas.es

Kelemvor Freshbane



Aquí­ tienes un regalo original para regalar o regalártelo.

1 - Compra un bote de cristal

2 - Rellena con los ingredientes secos que se utilizan para hacer el pastel rápido de chocolate y frutos secos. No te pongas nervioso, que los ingredientes los tienes más abajo.

3 - La persona que recibe el regalo, solo debe poner los ingredientes húmedos, mezclar todo bien y hornear. ¡Fácil y creativo!.



Ingredientes SECOS (para incluir dentro del bote para regalar)

* 2 tazas de harina

* 1/2 taza de azúcar blanca

* 1/2 taza de azúcar morena

* 2 cucharaditas de levadura en polvo

* 1 cucharadita de bicarbonato

* 1/2 cucharadita de canela

* 1/2 cucharadita de sal

* 1/2 taza de nueces troceadas

* 1/2 taza de chips de chocolate o cualquier "chuminá dulce” decorativa chocolateada que encuentres

* 1/2 taza de nueces, almendras, o cualquier frutos seco del que seas forofo.



Ingredientes HUMEDOS: (Para que los añada las persona que recibe el regalo a lo ingredientes secos de el bote, los mezcle y hornee)

55 g. de mantequilla derretida
2 huevo
175 ml. de leche o yogurt

Lo suyo, si no estás muy vaguete-a, es incluir en el bote-regalo unas instrucciones de cómo hacer el pastel de chocolate con una caligrafí­a "ejpectáculá” y cuantas más filigranas incluyas más lindo-precioso-mono-decorativo-artí­stico te quedará.

Instrucciones para el dulce final de una amistad o el comienzo de una merienda

* En un recipiente batir yogur natural y un poco de leche, 2 huevos  y la mantequilla derretida.

* Mezcla todo lo anterior con los ingredientes secos hasta obtener una masa decente y bien mezclada.

* Engrasa un molde con mantequilla y hornea durante unos 50 minutos a 180ºC.

* Coño, a ver si te estiras y me invitas a un arroz con bogavante en el campo, que las tres últimas veces te he invitado yo.


Ví­a | www.recetasmierdaeuristas.com

Kelemvor Freshbane



Ahora que ya estais salivando, os cuento que esta fue la tarta que hice para mi cumple, allá por enero, pero hasta ahora no habí­a visto el momento de enseñarosla.

La Banoffee Pie es un invento puramente inglés (para que luego digan que su comida no está buena) y no os voy a contar demasiada historia porque realmente no la tiene. Todo el mundo parece estar de acuerdo en que es una receta de cocina moderna que data de 1972, hace sólo 40 años, y cuya creación pertenece al cocinero del Pub The Hungry Monk en Jevington, East Sussex. Como podreis suponer, desde el momento de su creación fue un éxito absoluto, hasta el punto de hacerse famosa y reconocida en todo el mundo e incluso llegar a introducir la palabra "Banoffee” (un blending de Banana y Toffee) en el lenguaje cotidiano.

Lo peor que tiene esta tarta es que es facilí­sima de hacer, sí­ eso es lo peor, si fuera más complicada o si diera más pereza hacerla serí­a más fácil resistirse. Desde aquí­ pido perdón a todas aquellas personas a las que vaya a arruinarles la operación bikini.

Decir que está buena es poco; buení­sima, se queda corto; requetequetequetequetequetequete-buenisí­sí­sí­sí­sí­sí­sí­sí­sí­ma se va acercando pero aún no llega... no se ha inventado aún la palabra para explicar cómo está esta tarta, de verdad.

No me enrollo más y os cuento cómo se hace

Ingredientes

200 gr. de galletas (las mejores son las de tipo "digestive”, pero valen las marí­a de toda la vida)

80 gr. de mantequilla o margarina

4 plátanos

Unos 200 gr. de dulce de leche (un poco a ojo y al gusto de cada cual)

300 ml. de nata para montar o 200 ml de nata + 100 gr. de queso fresco (Philadelphia normal, no vale light)

entre 100 y 150 gr. de azúcar glass (al gusto, el dulce de leche da mucho dulzor a la tarta, así­ que es posible que quieras la nata algo menos dulce)

Preparación

Su preparación no tiene ningún misterio, una base de galleta, unas rodajitas de plátano, toffee (o en este caso, dulce de leche) y nata montada. Eso es todo. Puedes adecuar los ingredientes a los recipientes que quieras, y así­ puedes hacer una tarta o vasitos individuales como hice yo.

Empezamos con la base de galletas, para ello sí­mplemente tenemos que machacarlas y mezclarlas con la mantequilla. Para machacar las galletas puedes ayudarte de un robot de cocina o una picadora. Si no tienes nada de eso a mano, puedes meter las galletas en una bolsa y pasar por encima el rodillo de amasar varias veces. Otra opción serí­a machacarlas en el mortero. Será por técnicas para destrozar!!!

Mezclamos las galletas machacadas con la mantequilla o margarina y extendemos esta base sobre el recipiente o recipientes que vayamos a utilizar.

Sobre la base de galletas disponemos los plátanos cortados en rodajitas.

Sobre los plátanos vertemos el dulce de leche. En este caso era dulce de leche casero que preparo yo misma y queda un poco lí­quido, si vas a usar dulce de leche comprado y es muy espeso, te recomiendo que lo calientes unos segundos en el microondas para que se derrita un poquito e incluso que le añadas un poco de leche y mezcles, para licuarlo un poquito y que no quede hecho una pasta; lo necesitamos un poco chorreante para que moje bien el plátano e incluso llegue a la base.

Aparte, batimos la nata con el azúcar y una vez que la tenemos bien firme y montada, la ponemos por encima de los plátanos bañados en dulce de leche. Si quereis, podeis añadir a la nata 3 ó 4 cucharadas soperas de queso de untar (tiene que ser entero, no vale el light) o de Mascarpone, le da un toque fabuloso.

Finalmente decoramos con cacao en polvo espolvoreado o con un poco más de dulce de leche.



Resultado

Absolutamente irresistible

Tiempo: 25 minutos (si llega)

Dificultad: 2/5

Digestión: 4/5

Precio: 4 €


Ví­a | www.cocinillas.es

Kelemvor Freshbane



Pedazo foto de jugandoalascocinitas por si no la veí­s bien después de la torrija que vais a coger.

Nos toca los "webos” que esta dulce tentación llamada torrijas, esté relacionada con la Semana Santa. Los santos pecadores epicúreos de este blog olvidado del Señor, negamos el dogma que dice que las torrijas sólo se comen en Semana Santa. Dentro de los cánones establecidos de la vida disoluta de los aquí­ presentes, se halla el placer de "descuaresmar” las santurronas torrijas. ¡Allá vamos!...esperamos no producir con estas infames torrijas otro cisma eclesiástico como el que se produjo en el siglo XI.

Implicados en el descuaresmamiento torrijero:

- 4 Sobaos pasiegos (que deben de ser los habitantes de Pasiega, en Cantabria y que,  una de dos, o han sido manoseados por unas mancebas o es que están durmiendo como angelotes, con o sin mancebas).

- Un vasito de Baileys para la receta y otro para la "torrija” personal del cocinilla. El plan principal es acabar con una buena "torrija”, lo de hacer las torrijas descuaresmadas es la excusa.

- Nata lí­quida (cantidad a ojo de buen cubero, elegid si queréis una torrija al uso o una buena "torrija” de cabeza).
- Un” flush” de huevo,  err,  de huevo es uno, de lo que es un "flush” es de canela, a este paso os descuajaringo la receta en vez de descuaresmarla.

¡¡ A descuaresmar las torrijas y a por la torrija personal e intransferible!!



1 - ¡¡¡Lo más importante de esta receta!!:  pon a mano tu vasito de Baileys y los cantos gregorianos para darle ambiente y presenciar la creación divina del espí­ritu de las torrijas.

2 - Mezcla en una fuente o pila bautismal el otro vasito de Baileys con la nata lí­quida y el "flush” de canela. No desearí­amos que acabaras tú también con un "flush” (con la torrija que vas a pillar ya tienes bastante), así­ que quí­tate de esa cabeza de corcho que peinas con tanto esmero, la idea de experimentar esnifando una rayita de canela. Este blog es un oráculo de saber, que como bien dice su nombre ora por el culo. ¿Qué tiene que ver esta chorrada con la canela?...Para los poco entendidos en "canela”...prepararos para recibir un conocimiento vital en vuestra existencia, creáis o no en Dios todopoderoso... La "rayita de canela” (o churrete) es un fenómeno extendido por todo el  universo. Consiste en la aparición de unas extrañas manchas de color marrón en la ropa interior de las personas que muy a menudo son varones. Surgen habitualmente tras cagar "gruesa-mente” o defecar "fisnamente”, hacer una cierta actividad fisiológica y no limpiarse bien. En los casos extremos, surge incluso después de haberse limpiado, debido al tamaño del mojón o a la inexperiencia del sujeto en cuanto a tareas limpiativas.



Tras esta relevante inutilidad, seguimos con...la "torrija”...¡otro vasito de Baileyus, hip!...¿Queeeeé no tienes Baileys?, pués te haces Baileys casero monodosis en un santiamén, exactamente en un minuto y siete segundos.

Se arrojan con amor o coraje (según lo católicos que seáis) los sobaos en el "lí­quidus activus” que hemos hecho con el Baileys. Se permite que los sobaos naden de espaldas o a braza por el Baileys unos minutos, no más, que se quedan sobaos y luego no hay quien los despierte.

-Los sobaos se bautizan en huevo (si os acordáis antes y batí­s  el huevo, os facilitará el bautismo cristiano de los sobaos). ¡¡Te has olvidado de rellenar tu vaso personal de Baileys!!, ¡¡así­ no hay quien haga una receta indecente, coño, que te despistas, cí­ñete al proceso "torrijero”, llena tu vaso de Baileys y empina el codo en un ángulo de 90º !!.

Una vez bautizados los sobaos en el agua bendecida de Baileys, ya están listos para "freí­rlos” a tabús religiosos, obligaciones cristianas y demás patrañas eclesiásticas en el aceite hirviente del infierno (sácalos rápidamente del aceite hirviente , que se les encoge los huevos si los dejas demasiado).

-Se rescatan del castigo dí­vino en forma de aceite infernal y se escurre el exceso de aceite en un papel, mejor de cocina que higiénico, más que nada porque ¡dios!, nada sienta peor que echar mano del rollo de papel después del evacuado y que se haya acabado, ¡que mal rollo le da a uno!.

Me voy a por otro vasito de Baileys, hip...ahora vuelvo,  hip, no te vayas a "sobar”, que te veo...mientras tanto, puedes comprobar si has conseguido realizar la receta de la "torrija” con éxito mirando este enlace.




Ví­a | www.recetasmierdaeuristas.com

Kelemvor Freshbane

Esta semana ha sido el cumple de alguien muy especial para mi y al que le encanta la Nocilla por lo que he buscado y rebuscado recetas con crema de cacao hasta encontrar la que hoy voy a compartir con vosotros por ser muy compatible con esta sección, ya que es tan simple que lo pueden hacer casi solos nuestros pequeños.



Ingredientes:

Crema de cacao (Nocilla, Nutella,...)

Chocolate de cobertura

Chocolate blanco (opcional)

Almendras (picadas y enteras)

Preparación:

Antes de empezar la receta os voy a contar un truquito y es que hasta ahora para derretir un poco de chocolate tení­a que manchar un cazo, una cuchara,... Porque ¡siempre que lo metí­a en el micro se me quemaba! ¿Solución? Pondremos el micro en modo "descongelar”, así­  he podido hacer esta receta sin manchar más que un par de vasos que luego podré meter en el fregaplatos. Y es por esto, por eliminar el fuego de la receta, que lo podrán hacer solos los niños.

Bueno y ahora empezaremos... La receta constará de tres pasos bien sencillos:

Primer paso: derretimos 1 minuto en el micro el chocolate de cobertura. Yo he encontrado éste (ver la primera foto) que viene en una bolsa que se mete en el micro directamente, pero si compráis tableta, meted la mitad aproximadamente en onzas en un vaso o tazón.  Hacemos los mismo si queremos con el chocolate blanco.

En moldes pequeños o en una cubitera cubrimos de chocolate los bordes con una cucharita. Si los moldes han estado en el congelador 10 minutos antes mejor, ya que el chocolate se enfrí­a rápidamente y podemos calcular que la capa que quede sea lo suficientemente gruesa para luego, al desmoldar, no se rompa. Si hace falta echar varias capas.

Podemos jugar con los dos colores y poner en algún molde un poco de blanco y el resto de negro, etc... Cuando esté todos los bordes del molde bien cubiertos, lo metemos en el congelador 5 minutos.

Paso 2:  mezclamos la crema del cacao con las almendras picadas. Sacamos el molde del congelador comprobando que está ya duro y con otra cucharita rellenamos el hueco, sin pasarnos.

Paso 3: repetimos el paso 1 de meter los chocolates correspondientes en el micro y tapamos el bombón haciendo una superficie lisa. Esta será la base del bombón.

Metemos de nuevo el molde en el congelador y en otros 10 minutos ya podremos desmoldar con mucho cuidado para que no se rompa el chocolate.

Y a devorar estos bombones rellenos!!!!

Tiempo: 20 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 4/5

Precio: 3€


Ví­a | www.cocinillas.es

Kelemvor Freshbane



Los espectaculares dulces Gulab Jamun, fáciles y rápidos de hacer

Hay personas que tienen divididos a los seres humanos en dos categorí­as; los que han visitado la India y los que no. Y es que viajar a ese colorido pañuelo impregnado de Vida y de muerte, llamado India te puede cambiar la percepción de la vida hasta extremos nada desdeñables. Los que han visitado alguna vez la India sabrán de que sentimiento estoy hablando.

Los buñuelos hindús que os traemos hoy, se llaman Gulab Jamun. Son unas esponjosas bolitas de masa aromatizadas con agua de rosas y canela. Quedan muy presentables aún invirtiendo poco tiempo y esfuerzo.

Trastos culinarios :

* 1/2 taza de harina

* 1/2 Kg. de azúcar (el refinado normal puede servir, no vamos a pedirte integral ecológico de caña, así­ que no te apures)

* 1/2 vaso de leche tibia (si tienes leche de burra, más exótica te parecerá la receta, sino con leche de vaca te puedes apañar)

* 150 g. de leche en polvo (la tienes de camello de tres jorobas, buaj, vaya mierda de despensa que hay en tu dulce hogar, échale entonces leche en polvo de la pilles y miraremos hací­a otro lado)

* Una cucharadita de levadura en polvo

* Dos  peras cortada o rallada en trocitos pequeños, rocí­ala con zumo de limón para evitar que se oxide (en la receta original hindú no lleva pera, pero ya nos vais conociendo)

* Aceite de girasol, sol, sol, saca los cuernos al sol...pon unca cucharada de este aceite.

* Agua de azahar (en farmacias, tiendas hindús y algún súper)

* Un "flush” de canela en polvo

Namasté y vamos a "comencé”

1 - Esta parte la puede hacer hasta un niño. Mezclas todos los ingredientes del apartado "trastos culinarios” y los amasas, sin poner ascos de tener las manos pringosas.

2 - Te embadurnas las manos con aceite de girasol y haces bolines del tamaño de las de un futbolí­n.

3 - Mientras que dejas reposar las bolas para que suba la levadura, puedes poner tus "bolas” (si eres de género machitoman) en forma, prietas y compactas como dos rambutanes peludos practicando diez veces los ejercicios que practican los sadus (hombres santos) de la India. Comprobaras que a estos "tiarrones” ni les pesan los años, ni los kilos.

Freí­mos las bolas (las que henos hecho con la masa, porque sospecho que si has practicado los "santos” ejercicios de la India, ahora mismo debes de tener tus”bolas” más calentitas que las de un ciclista en pleno Agosto) en aceite caliente hasta que las veas con un color dorado Sol naciente.

Para el almibar.

* 4 tazas de agua (no hace falta que sea del Ganges, por muy santa que sea siempre te llevas algún trozo de cadáver a la boca.

* 2 tazas de azúcar (del blanco guarro ultra refinado que tomamos el 99% de los que pululamos por el mierdaeurismo os valdrá)

* 2 cucharadas de agua de rosas (en farmacias, tiendas hindús, y algún súper)

* Una cucharada de canela en polvo

Mezclas todos los bártulos comestibles del almibar en un cazo, lo llevas a ebullición, retiras y zambulles en este dulce lí­quido las bolas una vez fritas.

Recomendaciones.
Si quieres que la receta te quede "bollywoodiense”, añade a la masa de las bolitas, almendras picadas, una cucharada de nueces picadas, una cucharada de pasas y una pizca de cardamomo molido. No os lo he puesto en la receta primera porque se supone que esto es un blog de mierdaeurismo, y luego los puristas mierdaeuristas me atizan con una vara en toda la "tocha”

* Si es la primera vez que haces este dulce hindú, utiliza el doble de ingredientes que se te indica en la receta, porque te sabrán a poco.


Ví­a | www.recetasmierdaeuristas.com

Zinik Krilow

Andaba yo buscando esto precisamente

Kelemvor Freshbane



Hoy, una de cocina "arabizante”. Para los golosos que les gusta el exotismo árabe y que están encabezonados en olisquear lo que se cocina por este blog, se nos ha ocurrido diseccionarles la receta de estos dulces marroquí­s, que con sólo verlos ya me palmotea el paladar.

El acompañamiento indudablemente será un refrescante té verde con hierbabuena, como es tradicional.
La jaima te la montas con unas cuantas sábanas y cuatro juntos de la ribera de un rí­o.

Para el relleno:
* 500 gr. de cacahuetes o almendras peladas, los cacahuetes también pelados que sé lo brutos que sois.
* 100 gr. de azúcar glass, que no es azúcar en un vaso o con cristales sino azúcar convertida en polvo. O la compras, o la haces tu mismo con la batidora (mola oler el polvo que se forma cuando la estás triturando).
* 10 cucharadas de agua de azahar o de agua de rosas
* 50 grms de mantequilla ablandada, mejor la ablandas en el minioondas que contándole las penurias de tu vida.

A comprobar que estó es verdad que está "chupanizante” de hacer:

1 - Tuesta los cacahuetes o las almendras durante algunos minutos.
2 - Triturarlos con el azúcar (no dejar hecho polvo, más bien que quede tipo crocante, con trocitos)  y añade el agua de azahar o el agua de rosas, hasta conseguir una pasta que puedas manosear y modelar fácilmente.

Para la pasta brick o filo, o te coges la cartera y diriges tus pasos a algún establecimiento de productos marroquí­s o te haces tú mismo/a la pasta brick o filo en casita.

3 - Rellenas las hojuelas de pasta brick con un pegote del tinglado anterior. Lo pliegas en forma de triangulo y al horno hasta que se vean de un color dorado desierto del Sahara.

4 - Haces un almibar en un cazo, dejando llevar a ebullición dos tazas de agua, una taza de azúcar, dos cucharadas de agua de rosas, un flush de canela en polvo y una cucharada de miel(opcional).

5 -Le echas este almibar por encima a los triangulos rellenos y espolvoreas con un poco de sésamo.

Pasta brick o filo hecha en casita

* 500 g de harina.
* 3 cuch. soperas de aceite de oliva.
* Un huevo.
* 30 g de mantequilla.
* 1 pizca de sal.
* Un vaso de agua templada.

1 -Mezcla todos los ingredientes y amasa durante unos 10 minutos.
Divide la masa en cuatro bolas. Tapa con un paño y deja reposar 30 minutos.

2 -Estira cada una de esas bolas, con un rulo o con una botella de cristal hasta que casi transparentes. Otra vez, las dejamos reposar tapadas con paños durante 1 hora.

La masa filo o brick es muy fina, así­ que intenta no tenerla fuera del envase porque se desquebraja en poco tiempo. Puedes mantenerla entre un paño húmedo, mientras que rellenas cada hojuela.


Ví­a | www.recetasmierdaeuristas.com

Zinik Krilow

Receta para 10 cupcakes Guinness :
125 ml de cerveza Guinness
125 gr de mantequilla
40 gr de cacao en polvo
200 gr de azúcar
75 ml de nata (crema de leche) lí­quida
2 huevos
1 cdta de esencia e vainilla
200 gr de harina
2 cucharadas de bicarbonato

Frosting
250 gr de mantequilla
400 gr azúcar glas
nata (crema de leche) de montar
1 cucharada de queso de untar ( el light no vale)

Lo primero es poner el horno a calentar a 180º.Mientras ponemos en una olla la cerveza a calentar, sin que llegue a hervir, y cuando esté caliente le agregamos la mantequilla. En un bol ponemos los ingredientes secos (cacao, harina, azúcar y bicarbonato). En otro bol los ingredientes húmedos (nata (crema de leche), huevos, vainilla y por último la mezcla de cerveza y mantequilla). Se mezclan los ingredientes lí­quidos con los secos poco a poco hasta que quede una masa uniforme y sin grumos.

Ponemos esta masa en las cápsulas para cupcakes y las metemos en el horno unos 20minutos, comprobando antes de sacarlos que al pincharlos el palito sale limpio.

Para preparar el frosting tomamos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos bien hasta que tenga textura pomada (mejor con batidora eléctrica con varillas rí­gidas) La mantequilla debe ser lo más blanca posible para que el frosting quede blanco y no amarillo, sino podéis aplicar blanqueadores que existen en el mercado.

Añadimos la mitad del azúcar glass y la nata (crema de leche), batimos hasta que esté todo integrado. Añadimos el resto del azúcar y volvemos a batir. Por último añadimos el queso fresco y con una cuchara movemos suavemente, no hay que batir con la batidora ni por mucho tiempo ya que el queso se pone muy lí­quido y se cuartea. Si vemos que la masa es muy espesa ponemos una cucharadita o dos más de nata (crema de leche). Pero siempre añadiendo un poco moviendo y si necesitamos más añadiendo más, nunca añadiéndola todo de golpe. Si por el contrario no conserva la forma (depende del queso) podemos añadir más mantequilla y azúcar.

Sacamos los cupcakes y dejamos enfriar antes de aplicar el frosting. Una vez frí­os podemos usar la boquilla 1M o la 2D para decorarlos. Como el frosting lleva nata (crema de leche) y queso no es aconsejable que estén mucho tiempo fuera, si van a estar más de un par de dí­as es mejor meterlos en la nevera aunque el bizcocho pierde su textura.


Kelemvor Freshbane



Ingredientes para 1 bote de 1 litro:

La parte negra de la "nocilla”:

50 grms de avellanas peladas y tostadas, pero sin sal

75 grms de azúcar.

50 grms de chocolate fondant.

50 grms de chocolate con leche.

50 grms de chocolate blanco.

100 ml de leche entera.

75 ml de aceite de girasol.

"Modus operandi”

1- Tritura todos los ingredientes

2 -La mezcla a una una cacerola, y a un medio fuego. Cuece sin dejar de remover, que se te pega sí­ o sí­, durante 9 minutos y 69 segundos, seguimos igual de tocapelotas que siempre con los tiempos.

3- Si te gusta la nocilla texturada, te valdrá así­. si lo que te pone es la Nocilla más tipo praline sin grumos, tritúrala otra vez.

4 - Echa la pasta chocolatera en un tarro y pon el tarro volcado en el frigorí­fico hasta que endurezca lo suficiente para que se quede como en la foto.

La parte blanca de la "Nocilla”:

150 grms de chocolate blanco.

100 grms de leche en polvo

100 ml cucharadas de leche

Dos gotas de aroma de vainilla

Azúcar glass

"Modus operandi”

1 -Tritura el azúcar si es que no has comprado directamente el azúcar glass.

2 - Mezcla en una cacerola todos los ingredientes del apartado de la parte blanca de la Nocilla.

3 - Cuece sin dejar de remover durante 9 minutos y 69 segundos.

4 - Deja enfriar y añade al bote donde anteriormente habí­as puesto la "Nocilla” negra.

5 - Déjalo reposar durante 11 horas y 59 minutos, así­ obtendrás la densidad de la nocilla comercializada.


Ví­a | www.recetasmierdaeuristas.com

TinyPortal 1.6.3 © 2005-2019