Abril 23, 2019, 02:29:00

Recetas de postres

Iniciado por Kelemvor Freshbane, Marzo 21, 2011, 21:17:41

Kelemvor Freshbane


Kelemvor Freshbane

¿O quizás sería más correcto “Sushi de tarta”?

El caso es que tengo una amiga que está completamente obsesionada con el sushi. Tuvo una época en la que comía sushi en el trabajo casi todos los días. Hace poco ha sido su cumpleaños y no le iba a hacer una tarta cualquiera, así que le hice una tarta de sushi, claro está.

La base de la tarta es un bizcocho. Podéis ponerle tanto esfuerzo como queráis, pero la decoración en sí ya es bastante trabajo, así que yo he comprado una de esas mezclas ya preparadas para hacer bizcocho a las que sólo hay que añadirles agua. Para los sushis utilicé un bizcocho mucho más pequeño de color blanco, aunque también podéis usar dos o tres sobaos pasiegos.



Ingredientes

1 bizcocho de chocolate grande y plano
Chocolate de cobertura
1 bizcocho pequeño o sobaos
1 cucharadita de queso philadelphia
1 cucharadita de mantequilla
7 cucharaditas de azúcar glass
Fondant negro (se puede comprar ya hecho)
Virutas de coco rallado o virutas de chocolate blanco
Trocitos pequeños de chucherías de colores
Unos palillos chinos

Preparación

Pues allá vamos: Lo primero es preparar los bizcochos. Yo prefiero hacerlo la noche anterior para que no se me acumule todo el trabajo en un mismo día. Lo dejamos tapadito con papel film toda la noche y queda estupendo.

Después comenzaremos haciendo la base de la tarta, que va a ser el bizcocho grande y hará de “plato” del shushi. Yo le he recortado los bordes para hacerla más rectangular. Si hacéis esto no tiréis los bordes a la basura, que al final os contaré qué podéis hacer con ellos.

Ponemos ahora el bizcocho en la bandeja donde lo vayamos a presentar. Yo me la he fabricado con un trozo de cartón forrado de albal. Si la hacéis de un tamaño que os quepa en alguna caja que tengáis, perfecto porque así luego podréis meterlo en la caja y transportarlo facilmente.

El bizcocho lo podéis preparar como más os guste. Podéis abrirlo por la mitad y rellenar de nata o lo que se os ocurra. Yo lo que he hecho es simplemente pintarlo por encima y por los lados con caramelo líquido disuelto en agua, simplemente porque me tenía que aguantar hasta el día siguiente y si no se puede quedar muy seco. Después derretimos en el microondas el chocolate de cobertura y pintamos la tarta con una brocha (la mía es de esas de silicona). Si no tenéis una brocha podéis simplemente usar una cuchara y luego con un tenedor hacer las rallitas para que parezca como de madera. Limpiamos rapidamente con papel de cocina el chocolate que haya caído en la base y metemos la base en la nevera.

Mientras tanto hacemos el sushi con el bizcocho de color claro. Lo primero de todo, cortamos un par de rectángulos de un poco menos de 1cm de grueso y los dejamos aparte, para que luego nos hagan las veces de “tortilla japonesa”.

Ahora desmigamos el resto del bizcocho. Echamos en un recipiente aparte el philadelphia y la mantequilla y los metemos en el microondas unos 30 segundos hasta que se ablanden y podamos mezclarlos. Añadimos el azúcar glass a la mezcla y removemos bien. Vamos añadiendo esta mezcla a nuestro bizcocho desmigado poco a poco y mezclamos con las manos hasta que se puedan hacer bolas que mantengan la consistencia sin deshacerse. Metemos esta mezcla en el congelador durante 15 minutos para que sea más manejable.

Sushi Maki:
Sacamos la mezcla del congelador, creamos un cilindro y lo cortamos en rodajas tamaño sushi. Aplastamos el fondant negro y enrollamos las bolas, recortando con unas tijeras los bordes que sobresalgan. Ponemos un poco de coco rallado en un plato y “mojamos” la parte de arriba de los sushis. Ya sólo nos queda poner unos trocitos de cucherías de colores en el centro. Yo he puesto un minilacasito verde, un trozo de nube rosa y un pegote de azúcar de decoración roja.

Tamago (tortilla japonesa sobre arroz):
Hacemos unos bloques de bizcocho con la mezcla anterior, que sean un poco más pequeños que la “tortilla”. Los rebozamos en coco rallado y ponemos la tortilla encima, rodeándolo todo con un trozo de fondant negro.

Reposa-palillos:
Este lo he hecho simplemente dándole forma a la mezcla del bizcocho.

Resultado

La tarta ha triunfado. No os voy a engañar, lleva mucho trabajo y puede llevar a momentos de estrés si algo no sale como planeado, pero si la preparáis con tiempo tendréis éxito asegurado y efecto WOW garantizado.

En realidad podéis hacerla con muchos otros ingredientes diferentes. Se me ocurre que, por ejemplo,  en vez de fondant negro podéis usar también tiras de chucherías de esas de azúcar de color verde, o bolitas de colores para hacerlo estilo “california roll”.

Ah! Y si os ha sobrado bizcocho, añadirle la mezcla de philadelphia mantequilla y azúcar, hacer bolas y rebozarlas en coco o en virutas de chocolate blanco. En una bandeja aparte todas juntas quedan espectaculares y al ser bocaditos individuales se acabarán en un abrir y cerrar de ojos.

Tiempo: 2 horas (sin contar con hacer el bizcocho)

Dificultad: 4/5

Digestión: 3/5

Precio: 7,50â,¬


Vía | You are not allowed to view links. Register or Login

Kelemvor Freshbane

Septiembre 17, 2012, 17:18:25 #102 Ultima modificación: Noviembre 12, 2013, 21:10:16 por Kelemvor Freshbane
Los Miguelitos son unos deliciosos bocados de hojaldre relleno de crema pastelera típicos de la localidad albaceteña de La Roda, y uno de los recuerdos más dulces de mis vacaciones estivales cuando era niña.

Parada obligatoria en la ruta desde Madrid a Alicante, La Roda albergaba un tesoro dulce, ligero y ansiado durante todo el año. Con el tiempo, la carretera dejó de pasar por el centro del pueblo, y fuimos dejando de parar por allí, además, los Miguelitos empezaron a poder comprarse a lo largo y ancho de toda La Mancha. Muchas son las versiones de los originales pastelitos, con crema de cacao, con chocolate blanco…, pero os aseguro, que como el auténtico, relleno de crema pastelera, no hay ninguno. Tan sencillo de hacer en casa, tan rápido, tan económico, y con ingredientes que solemos tener en la despensa, es que no hay excusas para que probéis a hacerlos. Repetiréis seguro…



Ingredientes para 12 Miguelitos

Una plancha de hojaldre rectangular

Azúcar glas (azúcar impalpable)

Para la crema pastelera:

4 Yemas de Huevo

150 grs de Azúcar

1 sobre o una cucharada de azúcar avainillado, o una cucharadita de postre de esencia de vainilla

500 ml de Leche (entera, semi o desnatada, la que prefiráis, pero la crema pastelera sale más rica con leche entera)

40 grs de Harina de maíz ( Maizena)

25 grs de mantequilla



Preparación

Lo primero de todo, precalentaremos el horno a 200º con calor arriba y abajo.

Extendemos la plancha de hojaldre y la cortamos en 12 cuadraditos iguales, que colocaremos, separados unos de otros, sobre la bandeja del horno, forrada con papel antiadherente, nos vale el mismo que trae el envoltorio del hojaldre. Hornearemos una vez caliente el horno, durante unos 10-12 minutos, hasta que estén doraditos, vigilad bien que no se quemen, que cada horno es un mundo…

Mientras, preparamos la crema pastelera.

En un cazo, echamos 400 ml de leche, el azúcar y la vainilla o el azúcar avainillado. Lo llevamos a ebullición. Apartamos del fuego y reservamos.

Disolvemos la maizena en 100 ml de leche fría.

En otro cazo, echamos las yemas, las batimos y le vamos incorporando la leche con la maizena poco a poco. Mezclamos bien el conjunto y ponemos al fuego medio, le añadimos la leche que teníamos reservada, colándola, y batimos con varillas constantemente, hasta que espese, unos 10 minutos. Fuera del fuego añadimos la mantequilla y  mezclamos hasta que se integre del todo.

Si tenéis Thermomix, colocamos la mariposa, echamos todos los ingredientes de la crema en el vaso. Mezclamos 20 segundos a vel. 3 y después  programamos 9 minutos, 90º, velocidad 3.  Añadimos la mantequilla y mezclamos 10 segundos a vel. 3.

Una vez hecha la crema pastelera, la sacamos a un bol y dejamos enfriar, cubriéndolo con papel film bien pegado a la superficie, para que no nos haga costra.

Cuando estén los hojaldres, los sacamos del horno y dejamos enfriar, los partimos con cuidado con un cuchillo de sierra por la mitad y los rellenamos con una manga pastelera con la crema. Si no tienes manga, no te preocupes, con un cuchillo puedes ir untándolos con cuidado , para que no se rompa el hojaldre.

Espolvoreamos bien con azúcar glas y dejamos en la nevera para que enfríen bien, que es como están más ricos.

Resultado

Un postre perfecto, una merienda deliciosa, un picoteo dulce cuando apetezca bien fresquito y ligero, un regalo para obsequiar a vuestros amigos…, en fin, que os van a durar nada de nada en la nevera.

Las 4 claras que os sobran, congeladlas en una tacita tapada con papel film, que en unos días las vamos a aprovechar bien aprovechadas…, os lo prometo.

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 3/5

Precio: 3 â,¬


Vía | You are not allowed to view links. Register or Login

Kelemvor Freshbane

Septiembre 26, 2012, 18:55:24 #103 Ultima modificación: Noviembre 12, 2013, 21:07:08 por Kelemvor Freshbane


No confundir los churras con las merinas… (y menos con las meninas)… el tocino con la velocidad (tan solo tardarás cinco minutos en hacer estos churros, estés atocinado o como el espíritu de la golosina)… Un churro, mediamanga y mangotero… dejémonos de tanto refranero y vayamos al cucharetero.

Está receta se va a vender como churros mmm… ¿una opción como posible curro autogestionado?

Ingredientes:

* Harina de trigo de fuerza (la normal, no de rebozar)
* Agua
* Sal
* Aceite para freír



Es casi el doble de agua que de harina. Fijaos que la harina en el vaso está “apretadita”. Y los vasos de agua no están hasta arriba de H2o. No vaya a saliros un churro y nos echéis la culpa a nosotros. Con estas medidas os saldrán churros para más o menos dos personas. Si queréis para más gente tan solo tenéis que ir doblando las cantidades.

Como churrera podéis utilizar un embudo.

¡Deja de menearte el churro y manos a la olla!

1 â€" Pon a hervir el agua y media cucharadita rasa de sal (unos 5 grms). Retiras del fuego.



2 â€" Pon la harina en un recipiente y añade el agua caliente a la harina. Remueve con una paleta de madera.





3 â€" Deja enfriar un poco. Mete la masa en la churrera o en un embudo.





4 â€" Fríe en abundante aceite caliente (¡por dios, usa aceite nuevo!, el de freír el pescado como que no). Dales la vuelta para que se doren por los dos lados.

¿Dónde mojar el churro?… te buscas la vida. Chocolate, café, espolvoreados con azúcar…

¡Y es que no hay nada mejor que mojar el churro… ains!… ¡vaya churro de post que me ha quedado!, espero que no me mandéis a freír churros… ni espárragos.

Si queréis ver el vídeo de cómo se hacen los churros podéis visitar You are not allowed to view links. Register or Login, de donde son las fotos y la receta churrera.


Vía | You are not allowed to view links. Register or Login

Kelemvor Freshbane

¿A que el nombre ya os suena a una delicia celestial?

Os prometí hace unos días, cuando hicimos los Miguelitos, que esas cuatro claras que nos sobraban las aprovecharíamos divinamente. Y no se me ocurre mejor manera para ello que animaros a hacer este fabuloso postre.

La idea de esta maravilla dulce se la disputan Australia y nueva Zelanda, y  fue creada en honor a la bailarina rusa Anna Pavlova, pensando en algo que fuera ligero como el aire y elegante como ella. Fuera quien fuera el creador, dio en el clavo…, pues la base de merengue al horno, coronada de nata montada y frutas  resulta uno de los bocados más originales y deliciosos que os podáis imaginar.



Ingredientes

4 claras ( si las tenéis congeladas, hay que descongelarlas previamente)
200 grs de azúcar
1 cucharada sopera de maicena (harina fina de maíz)
1 cucharada sopera de vinagre
una pizca de sal
1 cucharada sopera de esencia de vainilla
200 ml nata para montar (mínimo 35% de materia grasa)
azúcar glas (2 cucharadas soperas)
Fruta ( kiwi, fresa, frambuesa, mango…,las que queráis)

Preparación

Precalentamos el horno a 150ºC y preparamos una bandeja con un papel sulfurizado, en el que dibujaremos una circunferencia ayudándonos de un plato o lo que más a mano tengamos, con que mida 20 cm de diámetro es suficiente, que yo me pasé un poco y me salió enorme…, ansias!

Colocamos la cara con el dibujo hacia abajo, se transparentará por arriba y nos servirá de guía para rellenarlo del merengue.

Ayudándonos de unas varillas, thermomix o de un buen brazo, montamos las claras con una pizca de sal, y vamos añadiendo el azúcar poco a poco, una vez que estén montadas bien firmes, que hagan picos gruesos, añadimos con cuidado y con movimientos envolventes el vinagre, la maicena y la vainilla. Colocamos este merengue sobre el círculo en la bandeja de horno. Yo lo he hecho con una manga pastelera, pero quedará estupendamente también si lo hacemos con una cuchara. Intentaremos que los bordes queden un poco más elevados, como si fuera un plato hondo. Y llevamos al horno precalentado por espacio de una hora más o menos. Estará cuando empecemos a verlo doradito por fuera. Consiste en que quede crujiente por fuera y blandito por dentro, el vinagre nos habrá ayudado a eso…

Podéis preparar la base de merengue el día antes, ya que hay que dejarla enfriar antes de ponerle la cobertura.

Con varillas o con thermomix, montamos la nata con el azúcar glas. Para montar la nata, ésta debe estar muy fría, e incluso el recipiente en que las montemos, podemos meterlo al congelador o a la nevera un rato antes. Ojo con pasarnos al batir, que haremos mantequilla…, pararemos cuando tengamos una nata firme.

Extenderemos la nata por encima de la base de merengue horneado y frío, y pondremos por encima trozos de fruta fresca a nuestra elección. Meteremos a la nevera y dejaremos enfriar bien el conjunto, porque fría es como está más rica.

Resultado

Base de merengue crujiente, una ligera cobertura de nata y vuestra fruta favorita…, mmmmmmm, os vais a relamer de gusto!!

Tiempo:  15 minutos más 1 hr de horno

Dificultad: 3/5

Digestión:3/5

Precio:  variable según la fruta elegida (aprox 5â,¬)


Vía | You are not allowed to view links. Register or Login

Kelemvor Freshbane

Mañana desayunamos juntos…Tú preparas el café y yo llevo estos deliciosos “bollos de Canela”.

El lunes paseaba por el mundo bloguero para ver que podía desayunar con mis compis de trabajo.  Me encanta entrar prontito al trabajo y disfrutar de una buena charla y un calentito café y por supuesto, compartir risas y un buen desayuno. Llegue al super-conocido blog de Silvia “Food and Cook”  que me encanta …es precioso y me puse a buscar. Y encontré esta maravilla receta Cinamon Rolls (Buns) y el resultado fue una delicia.

Los cinnamon Rolls son originarios de Suecia, yo los he visto y  probado en el IKEA. Francamente estos están exquisitos y el olor a canela que deja en la cocina, no es una receta rápida pero merece la pena probarlos. Son ideales para desayunar, para merendar…o en cualquier momento…



Ingredientes

25 gr levadura fresca

75 gr mantequilla a temperatura ambiente

75 gr azúcar

550 gr harina

300 ml leche

1/2 cucharadita sal

PARA EL RELLENO:

mantequilla

azúcar

canela

1 huevo (para barnizar)

Preparación

En el bol de robot a velocidad media-baja ponemos la leche (reserva un poco para disolver la levadura) y la mantequilla durante aproximadamente 4 minutos .  Añade la levadura (disuelta un poco con la leche) y mezcla durante unos segundos (velocidad media-alta).

Ahora añadimos al bol el resto de ingredientes (harina, azúcar y sal)  unos 4 minutos a velocidad media â€" alta.  Ya tenemos la masa.

La ponemos en un bol y la dejamos reposar durante 30 minutos.  Pasados ese tiempo amasamos un poco con harina y con un rodillo estiramos y hacemos forma rectangular.

Ahora untaremos toda la masa rectangular con mantequilla (1ª capa), después con azúcar (2ª)  y por último la 3ª capa  de canela. La cantidad al gusto…pero abundante para que quede jugosa.  A continuación, lo enrollamos como un brazo de gitano y cortaremos rodajas de unos 5 cm. aproximadamente.  Y vamos poniendo los rollos en una bandeja con papel vegetal OJO dejando espacio entre ellos que ensanchan y tapándolos con un trapo, los dejaremos otros 30 min.

Precalentamos el horno a 250º. Transcurrido los 30 min. barnizamos con cuidado los rollos y los introducimos al horno a temperatura media durante aproximadamente 8 minutos.

Los retiramos de la bandeja y los dejamos enfriar con un trapo tapados.

Tiempo:  1 hora (reposo) + 20 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 1/5

Precio:  1,50 â,¬


Vía | You are not allowed to view links. Register or Login

MrOizo

Sip, esto y las galletas de pimienta están de muerte.



A menudo se hacen de formas distintas para que sea algo más divertido comerlas para los peques.

Kelemvor Freshbane

Seguro que muchos de vosotros recordáis aquellos maravillosos bizcochos “Tía Mildred“, con un inigualable sabor a mantequilla, jugosísimos, con una textura húmeda deliciosa y una corteza dorada, crujiente y dulce. Hace ya tiempo que no los veo, pero no he parado hasta encontrar una receta que me permitiera poder hacerlos en casa y que el resultado mereciera la pena.

Tenía muchas ganas de compartirla con vosotros, porque estoy segura que en cuanto lo probéis, será uno de vuestros bizcochos preferidos. Vamos con ello!



Ingredientes

260 grs de harina
225 grs de mantequilla a temperatura ambiente
150 grs de queso cremoso a temperatura ambiente (tipo Philadelphia)
350 grs de azúcar
4 huevos a temperatura ambiente
1 cucharada de aroma de vainilla
1 pizca de sal
1 sobre de levadura química de repostería en polvo (12-15 grs), tipo Royal.

Preparación

Como siempre, lo primero es lo primero, así que encendemos el horno y precalentamos a 180°.
Preparamos el molde elegido, ya sea de corona como el que yo he usado, tipo plumcake o el que más os guste, y para ello, lo embadurnaremos bien con mantequilla y luego espolvorearemos de harina sacudiendo el sobrante. Si podéis haceros con un spray de los que venden ahora para desmoldar, mejor que mejor, es el que yo uso y jamás se me resiste un desmoldado…
Una vez que tenemos el horno y el molde preparados, tamizaremos o colaremos la harina a un bol, y le añadimos la levadura y la pizquita de sal. Reservamos.
Ahora nos armamos con unas varillas, si son eléctricas, mejor que mejor, y batimos en un bol la mantequilla, el queso y el aroma de vainilla hasta conseguir una crema homogénea. Vamos entonces añadiendo el azúcar poco a poco hasta mezclarlo bien. Ahora es el turno de ir echando uno a uno los huevos, no incorporar el siguiente hasta que se haya mezclado bien el anterior.
Por último, iremos añadiendo poco a poco la mezcla de harina, sal y levadura hasta integrar bien toda la masa. La volcamos en el molde y metemos al horno precalentado durante 1 hora y 15 minutos aproximadamente, pues cada horno tiene vida propia…
Sabréis que está hecho cuando al pinchar con una brocheta de madera o metal, ésta salga limpia.
Si veis que a media cocción se os tuesta demasiado, cubrirlo con un trozo de papel de aluminio pintado con un poco de mantequilla para que no se pegue y listo.
Una vez hecho, sacar del horno, dejar enfriar sobre una rejilla unos 20 minutos y desmoldar pasando primero un cuchillo por los bordes.

Resultado

Uno de los bizcochos más ricos que he preparado en mi vida, os lo prometo!
Tenéis que probarlo sí o sí…, os aguantará perfectamente unos días a temperatura ambiente cubierto con papel de aluminio, una semana en la nevera y hasta podéis congelarlo.
Ni os cuento como tiene que estar acompañado de una bola de helado de vainilla o nata o un poco de fruta fresca…, de pecado mortal!

Tiempo: 10 minutos más 1 hr y cuarto de horno

Dificultad: 3/5

Digestión: 3/5

Precio: 3â,¬


Vía | You are not allowed to view links. Register or Login

Kelemvor Freshbane



¡Menuda “guarrada” rica, rica que os traemos hoy!… Vamos a convertir un cubata en un bizcocho

PARA EL BIZCOCHO

* Dos tazas y media de harina
* Una cucharadita de bicarbonato sódico
* Un “flush” de sal
* 4 huevos con toda su yema y su clara
* Una taza de mantequilla a temperatura ambiente
* Una taza y media de azúcar
* Una taza de Coca-Cola, si es de marca blanca, mejor que mejor
* 1/4 de taza de ron negro/oscuro “úsease” un chorreón mejor que un chorritín. La marca La Perla (Eroski),y Arehucas rondan los cinco euros y creo que son de los más económicos
* 1 cucharadita de extracto de vainilla
* Media taza de leche

Preparación para el bizcochón, que vamos con el recetón

Esta receta hay que hacerla con cubata en la mano e ir echando traguitos a lo largo de la receta, si no, el bizcocho no sale igual ni de coña.

Y primer traguito… glu glu glu…

2 - Precalienta el horno a 160º (opcional pero obligatorio a no ser que quieras hacer experimentos con el “minioondas”). Frota que te frota con mantequilla el molde rechulo que vas a utilizar para hornear la masa del bizcocho cubatero. Después del frota frota, mano al cubata.

3 -En un bowl (o españolizando, cuenco o cacharro) mezcla la harina, el bicarbonato con todo su sódico y la sal.

4 â€" Si además tienes huevos, los añades y los bates a velocidad de centrifugado manual a todo brazo. Luego cuando tengas los huevos lo suficientemente mareados les metes el azúcar y la mantequilla, y bate que te bate y para remate échate algo al gaznate.

5 â€" Añade a la anterior mezcla la “Cuca-Cola” + el ron + la vainilla + la leche = resultado, un cubata avainillado que es la leche.

Con la cogorza que debes de tener a estas alturas, te ayudaremos para que no te líes… la cuestión es hacer un revoltijo cremoso con todos los ingredientes que te hemos dado para la masa del bizcocho, comprueba que no quede ningún ingrediente correteando por la encimera.

7 â€" Pon la mezcla en el molde que tenías preparado y hornea unos 50 minutos a 160º o hasta que veas con tus lindos ojitos ya vidriosos a estas alturas del proceso que el bizcocho está hecho.

¿Por dónde vamos?… ah sí, habrá que hacer el sirope de Cubalibre, digo yo:

PARA EL SIROPE DE CUBALIBRE

* Una taza de “Cuca-Cola” (Coca-Cola de marca blanca)
* Una taza de azúcar
* Media taza de mantequilla
* 1/4 de taza de ron negro

En un cazo, pones al fuego la “Cuca-Cola” y el azúcar. Cuando la mezcla tenga pinta de un almibar , retiras del fuego.
Cuando esté listo y ya fuera del fuego, añade la mantequilla y el ron.

Desmolda el bizcocho de moda, deja enfriar un poco y riega con el sirope de cubata por encima hasta hacer un charco en el plato. Es mucho mejor que rocíes el bizcocho con el sirope de cubalibre caliente. Lameréis el plato durante un largo rato.

Nuestra moral y responsabilidad nos dicta dejaos cómo actuar en caso de coma etílico


Vía | You are not allowed to view links. Register or Login

Kelemvor Freshbane

El Lemon Curd es una deliciosa crema de origen inglés con intensos sabor y aroma a limón. Se puede utilizar para rellenar una tarta, como la que os traigo hoy, ponerla sobre tartaletas individuales, untar sobre unas tostadas en lugar de mermelada, extender sobre una plancha de bizcocho y enrollar para hacer un brazo de gitano diferente, en fin…, la imaginación al poder, porque una vez que la probéis, querréis repetir seguro. He preparado dos versiones, con cubierta de merengue gratinado y sin ella. Si el espíritu “Cocinillas” os invade, lanzaros a preparar la versión sin horno, más rápida pero no menos exquisita. Si disponéis de un poco más de tiempo, sólo queda montar unas claras y gratinar el merengue unos minutos. Os pongo las dos recetas para que podáis elegir la que más os apetezca.



Ingredientes

Para la base:
250 grs de galletas ( Digestive, napolitanas, María, las que más os gusten)
125 grs de mantequilla

Para el relleno:
200 ml de zumo de limón ( aproximadamente de unos 4 limones)
La piel de 1 limón
300 g de azúcar
140 g de mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos a temperatura ambiente

Preparación

Lo primero que vamos a hacer es la base de la tarta. El molde que yo elegí es redondo y tiene 25 cm de diámetro. Trituramos las galletas con la batidora, trituradora, Thermomix ( con unos cuantos golpes de turbo en vaso cerrado) o metiéndolas en una bolsa de plástico y pasándolas el rodillo de amasar o una botella por encima. Reservamos en un bol.
Derretimos la mantequilla en el microondas con cuidado que no hierva, vamos programando de 30 en 30 segundos y cuando esté líquida la mezclamos con las galletas trituradas hasta que se integren bien. Disponemos esta mezcla en el molde elegido y vamos apretando con el dorso de una cuchara, o la base de un vaso, para que quede bien compacta. Subir también por las paredes del molde hasta el borde e ir apretando bien ayudándonos con los dedos, cuanto más compacta quede menos se desmoronará al partir la tarta. Reservamos en la nevera mientras preparamos el lemon curd.
Si tienes Thermomix:
Exprimimos los limones, colamos el zumo y reservamos. Pelamos un limón sin coger nada de la parte blanca, porque amargaría, se hace muy bien con un pelador de verduras.
Ponemos el azúcar en el vaso y pulverizamos a velocidad máxima unos 20 sg. Añadimos la piel del limón y volvemos a pulverizar a velocidad máxima otros 20 segundos.
Añadimos el zumo de limón, la mantequilla y los huevos. Batimos 1 min a velocidad 2 . Programamos 10 minutos a Tª 80º en velocidad 2. Sacamos la base de la nevera y volcamos la crema sobre ella, cubrimos con film transparente bien pegado a la crema para que no haga costra y dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente antes de meter a la nevera. Cuanto más fría esté, más rica sabrá. Si optáis por cubrirla de merengue, un par de horas antes de ir a comerla, montamos 4 claras en la Thermomix bien limpia y seca con la mariposa puesta 5 minutos a velocidad 3 y 1/2, añadiéndole casi al final 2 cucharadas de azúcar. Pasamos este merengue a una manga pastelera, decoramos como más nos guste y gratinamos en el horno, con sólo el gratinador puesto hasta que empiece a dorarse. Mucho cuidado, vamos mirando, que se quema enseguida.
Metemos en la nevera hasta la hora de tomarla.
Sin Thermomix:
En un cazo ponemos todos los ingredientes, en este caso, en lugar de la piel entera del limón, pondremos la ralladura. A fuego medio, vamos removiendo con unas varillas suavemente hasta que espese la crema.
El merengue lo podéis hacer montando a mano las claras o mejor con varillas eléctricas.

Resultado

Tanto una como otra versión resultarán un postre maravilloso, con un sabor a limón exquisito…, siempre te quedas con ganas de un trocito más!

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 3/5

Precio: 5â,¬


Vía | You are not allowed to view links. Register or Login

TinyPortal © 2005-2019