Julio 16, 2019, 08:41:23

Econología

Iniciado por Kelemvor Freshbane, Enero 19, 2011, 03:28:39

Kelemvor Freshbane

La comida a domicilio se ha convertido en una rutina habitual de todos los hogares españoles, desde la pizza tradicional, pasando por el kebab, por el chino, o por cualquier variedad de comida rápida, o no tan rápida, cada vez más dí­as a la semana se recurre a este recurso cómodo y barato. Sin embargo, sí­ no se toman las precauciones adecuadas el pedir comida a domicilio, lejos de permitirnos ahorrar, puede convertirse en una verdadera losa para nuestro presupuesto.

Por ello, vamos a ver unos pequeños consejos que nos permitan ahorrar dinero a la hora de pedir comida a domicilio, sin que por ello nos perdamos la experiencia de los nuevos sabores y la comodidad de no tener que cocinar en casa, con todo lo que ello implica, de falta de esfuerzo a la hora de cocinar y falta de necesidad de tener que limpiar los utensilios utilizados.

1. La bebida: Cada vez que pides comida a domicilio acabas pidiendo también bebida, así­ que lo que ahorras en la comida te lo gastas en la bebida. Lo mejor es pedir sólo comida y comprar la bebida en el supermercado, mucho más económica. Basta con que la tengas en el frigorí­fico y tendrás la misma sensación.

2. El postre: Igual que con la bebida. En lugar de pedir postre al restaurante que te va a traer la comida, cómprate en el supermercado un helado o cualquier cosa que te guste. Te saldrá mucho más barato y el sabor es el mismo, porque muchas veces es, exactamente, el mismo producto.

3. Los combos adicionales: Cuando pidas comida rápida, pide sólo lo que vayas a pedir, y no caigas en la tentación de pedir aperitivos u otro tipo de cosas que lo único que hacen es encarecer la cantidad que tienes que pagar al final. Los de los restaurantes lo saben y por ello te lo ponen en el menú a precios muy económicos. Sí­, es barato, pero más barato es no pedirlo.

Así­, con estos pequeños consejos conseguirás que el dinero que te gastas habitualmente en comida rápida a domicilio no sea tanto, con lo que podrás pedir más a menudo.

EbaN de Pedralbes

Vaya, unos buenos consejos. Yo no soy muy partidario de pedir comida a domicilio pero son consejos muy útiles.
Fe en el Caos

Kelemvor Freshbane

Yo tampoco, pero se que muchos frikis lo hacen, así­ que lo he puesto.

Kelemvor Freshbane



Hoy les vamos a mostrar 5 maneras sencillas y eficientes de ampliar la cobertura de la señal de nuestros módems Wi-Fi, utilizando materiales baratos que podemos conseguir en cualquier parte (o en algunos sin tener que utilizar nada). De este modo solucionaremos los tí­picos problemas de recepción WiFi, donde nuestra señal no es suficiéntemente potente o llega con dificultades.

http://www.omicrono.com/2011/08/5-formas-sencillas-y-economicas-de-aumentar-y-mejorar-tu-senal-wifi/

EbaN de Pedralbes

Fe en el Caos

Kelemvor Freshbane



El ocio es una parte fundamental de nuestras vidas, y aunque es cierto que con la llegada de la crisis y las dificultades que todos tenemos para poder llegar a final de mes se nos está complicando las opciones para poder disfrutar de nuestro tiempo libre, todaví­a existen opciones de ocio con las que podemos ahorrar  un buen dinero, sin dejarnos el sueldo mensual.

La clave está en amoldarse a las opciones de ocio más económicas, y aunque hagamos lo mismo hacerlo de otra forma, de otra manera que nos permita no gastar tanto dinero divirtiéndonos lo mismo, porque al final la diversión no es una cuestión de dinero, de hecho, el dinero poco o nada tiene que ver con ello.

Así­ que vamos a ver unos pequeños consejos para disfrutar de nuestro ocio:

1. Con amigos: Si ya tienes una edad y un grupo de amigos debidamente formado, es probable que también tengas una casa por lo que te puedes adaptar a los nuevos tiempos de una manera relativamente sencilla. ¿Para qué quieres ir a cenar fuera pudiendo cenar en casa? En el fondo cuando vayas a cenar fuera vas a cenar con la misma gente. Podéis quedar en cocinar cada uno algo en casa y llevarlo para compartir entre todos, o bien comprar algo de comida congelada o precocinada en un supermercado y hacerlo en la casa. Ya verás el dinero que te ahorras.

2. Cine: ¿Realmente necesitas ir al cine durante el fin de semana? Todo depende para lo que vayas al cine. Si vas por el mero hecho de pasar un rato, puedes apostar por otras diversiones más baratas, no lo dudes, pero si vas por ver la pelí­cula, vete entre semana, y especí­ficamente el dí­a del espectador. Ya verás el dinero que te ahorras con ello y al final ves la misma pelí­culas.

3. Comida a domicilio: Sí­, es cierto, nos hemos acostumbrado a la comida a domicilio y en muchas ocasiones nos hacemos los perezosos y ya no queremos cocinar nada en casa. Pero eso sí­, aunque pidas comida a domicilio ni se te ocurra pedir postre o bebidas, porque te inflará el recibo final y no te merecerá la pena. Mejor que ello, pide la comida igualmente pero antes de hacerlo cómprate la bebida y el postre en el supermercado. Te ahorrarás una buena cantidad de dinero.

Y en general, más allá de las diversiones que te ocasionan un gasto de dinero importante, lo mejor que puedes hacer es apostar por aquellas gratuitas. Exposiciones, ciclos de cine en la filmoteca, conciertos gratuitos, etc., a poco que te pongas a buscar seguro que encuentras multitud de opciones en tu propia ciudad, todo es cuestión de hacer un pequeño esfuerzo.


Ví­a | http://comoahorrardinero.com

Kelemvor Freshbane

Septiembre 17, 2011, 14:16:57 #16 Ultima modificación: Septiembre 19, 2011, 17:07:05 por Kelemvor Freshbane


A continuación os mostramos los pasos a seguir de cómo hacer jabón lí­quido casero tanto para lavadora como para lavarse las manos. Con los 2 jabones reciclaremos, ya que en uno podemos aprovechar los restos de pastillas de jabón que van quedando y en otro podremos reutilizar el aceite usado de cocinar.

Jabón lí­quido para lavadora

Precauciones:
Al mezclar la sosa caústica y el agua es indispensable seguir unas medidas de seguridad esenciales: usar gafas de protección, delantal, mascarilla y guantes.

Ingredientes:
-Un litro de aceite usado (colado y limpio).
-200 gr de sosa caústica
-Una cucharadita de sal
-Dos litros de agua.
-Jabón en polvo, suavizante, esencias,... (opcional)

Elaboración:
1. En un sitio ventilado a ser posible al aire libre, mezclar en un barreño pequeño el agua y la sosa (con las medidas de seguridad antes expuestas, intentando no respirar los vapores). Debe quedar totalmente disuelto.

2. Añadimos el aceite, la sal y mezclamos en la misma dirección.

3. Con un cucharón de madera que ya no uséis, remover durante 45 minutos descansando a intervalos.

4. Dejamos reposar durante dos dí­as y movemos de vez en cuando. Durante este tiempo se endurece pero le romperemos la capa que se forme.

5. Pasados estos dos dí­as calentaremos agua hasta que esté a punto de hervir y se iremos añadiendo a la mezcla del aceite y la sosa y agitando con fuerza hasta que se quede con la textura de un gel. Si hace falta más agua calentar más y seguir el mismo proceso.

6. En este momento podéis añadir esencias, jabón en polvo, avena,....

7. Lo vertemos en garrafas o botellas vací­as

8. Lo dejamos reposar una semana antes de usarlo.


Jabón lí­quido para las manos

Esta es una forma ecológica y económica para aprovechar los restos de jabón que nos van quedando en casa, utilizando ingredientes y utensilios que todos tenemos a mano. Y además, solo tardaremos unos 20 minutos en tenerlo listo.

Ingredientes:
-1 litro de agua
-1 taza de sobras de jabón rallado
-1 cucharadas de glicerina pura (Se vende en farmacias o droguerí­as.)
-Aceites esenciales, fragancia, colorantes,... (opcional)

Utensilios:
-Olla de acero inoxidable con capacidad de 3 litros.
-Cuchara de madera.
-Botella de 2 litros de plástico con tapón.

Elaboración:
1. Echar 1 litro de agua en la olla y poner a fuego medio.

2. Cuando esté caliente, agregar el jabón, la glicerina y la fragancia que hayamos elegido, sin dejar de remover.

3. Cuando se haya disuelto el jabón, retirar del fuego y dejar enfriar.
Conservación:
Cuando esté frio vierta el jabón en la botella, etiquete con la fecha de elaboración y de caducidad (se conserva hasta 6 meses). Conserve el jabón en un lugar fresco y seco, fuera del alcance de los niños.


Ví­a | www.aprender-gratis.tk

MrOizo

Y si además quieres que el jabón sea hidratante... Le pones sémen de burro?  icon_trollface
Groobab, DM Troll de D&D nivel 51


Kelemvor Freshbane

No te metas con el semen de burro que nos quedan pocos.

Kelemvor Freshbane



Los productos de limpieza pueden convertirse en una auténtica sangrí­a para el presupuesto familiar o ser un simple gasto más, sin acumular pérdidas económicas importantes, todo depende de la forma en la que los utilizamos, porque si hay una verdad absoluta es que se trata de productos que necesitamos utilizar sí­ o sí­.

Por ello, vamos a ver una forma de poder ahorrar con estos productos, sin perder prácticamente nada de calidad ni de capacidad de limpieza, con lo que podremos seguir manteniendo nuestro domicilio o nuestra oficina impoluta a la vez que estaremos ahorrando una importante cantidad de dinero mes a mes que nos servirá para poder utilizar en otra partida de nuestro presupuesto mensual.

Se trata de diluir ligeramente los productos que utilizamos para hacer la limpieza, teniendo en cuenta que casi todos los productos de limpieza hoy en dí­a son concentrados, con lo que su capacidad de limpieza es muy elevada, así­ que al diluirlos ligeramente no deberí­a de producirse ninguna pérdida de calidad.

Al principio te costará un poco más conseguir a mezcla exacta, pero ya verás como, poco a poco darás con la mezcla perfecta, una mezcla que hará que tus productos de limpieza duren más tiempo, con lo que podrás estirar más el dinero que dedicas a la compra de este tipo de productos.

La forma de comprobar si te estás pasando o te estás quedando corto a la hora de la mezcla es la limpieza sin más. Cuando utilices el producto para limpiar los muebles o el suelo comprobarás rápidamente si sale demasiado aguado o si está en perfectas condiciones, lo que te ayudará para seguir echando más agua o reducir la cantidad.

Lo ideal es que cuando compres el producto vací­es la mitad del mismo en un bote aparte, de esos que puedes comprar por 0,75 céntimos en cualquier tienda de chinos, y que utilices este bote para realizar la mezcla. Así­ utilizarás este bote para las labores de limpieza y guardarás el resto del producto para la posterior mezcla. De esta manera el bote te estará durando el doble, al menos.

Luego ya cuando vayas comprando el producto más veces y hayas ido probando las diferentes mezclas sabrás cual es la perfecta y podrás ahorrar mucho dinero a la vez que no pierdes ni un ápice de la calidad de tu limpieza en tu domicilio, con lo que todo quedará bien.

En definitiva, se trata de ser relativamente inteligente y utilizar la pericia a la hora de limpiar para ajustar la cantidad de agua que echas al producto. Una recomendación en este sentido es utilizar productos de calidad, porque al final acaban durando más y si los diluyes pues más todaví­a.

Porque los productos de baja calidad ya vienen diluidos de por sí­, por lo que no podrás realizar esta operación sin que tu limpieza se resienta. Recuerda que es mejor gastarse un poco más de dinero al principio y que te acabe durando más, que gastarte poco en un principio y que acabes por tener que comprar producto cada poco tiempo.

De esta manera harás una inversión más que un gasto, conseguirás que la limpieza de tu casa o de tu domicilio sea eficiente y a la vez no te genere una sangrí­a importante en el dinero que dedicas al presupuesto familiar.




Ví­a | http://comoahorrardinero.com

TinyPortal 1.6.3 © 2005-2019