Autor Tema: Recetas de comidas  (Leído 37639 veces)

Desconectado Kelemvor Freshbane

  • Fusiomante profesional
  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 45263
  • Come together, together as a one...
Re:Vegan Bento Picnic
« Respuesta #90 en: Abril 04, 2012, 20:51:16 »
 icon_gusta

Cual es vuestra tecnica?

Desconectado MrOizo

  • Master Troll
  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 11902
  • Sexo en Ankh-Morpork Me Gusta!
Re:Vegan Bento Picnic
« Respuesta #91 en: Abril 04, 2012, 22:48:22 »
No se lo digais que lo quiere para sus propios propósitos.
Groobab, DM Troll de D&D nivel 51


Desconectado Kelemvor Freshbane

  • Fusiomante profesional
  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 45263
  • Come together, together as a one...
Re:Vegan Bento Picnic
« Respuesta #92 en: Abril 04, 2012, 22:51:30 »
"Experimentos" mi querido MrOizo, "experimentos". icon_sir

Desconectado StyG

  • Gran Trasgo
  • *
  • Mensajes: 383
  • Be free, be freak
Re:Vegan Bento Picnic
« Respuesta #93 en: Abril 05, 2012, 09:44:19 »
El pavo al ser tan grande tienes que inmovilizarle las alas (no es que vaya a salir volando), lo tumbas y le cortas el cuello (por ejemplo).

Esta conversación en un tema de comida vegana mola  icon_trollface

Desconectado Kelemvor Freshbane

  • Fusiomante profesional
  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 45263
  • Come together, together as a one...
Re:Vegan Bento Picnic
« Respuesta #94 en: Abril 05, 2012, 13:30:46 »
Recuerdo una mañana siendo nano; un ruido me despertó y no había nadie en la casa. Seguí el ruido hasta la cocina y abrí la puerta. Allí estaba de pie mirándome un gallo gigante zombie. Cerré la puerta y huí. Resulta que mis padres habían conseguido el gallo y "supuestamente" lo habían matado en le fregadero cortándole el cuello, eso sí, con resistencia. El gallo lo mancho todo de sangre, y mis padres creyendo que ya estaba muerto lo dejaron allí y se fueron. Pero el muy cabrón volvió a la vida xD

Desconectado Kelemvor Freshbane

  • Fusiomante profesional
  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 45263
  • Come together, together as a one...
Macarrones con pollo en salsa de queso y limón
« Respuesta #95 en: Mayo 20, 2012, 23:22:18 »
Cómo está el patio!!! Con tanto recorte la cosa no está pa tirar ni una migajita que te sobre. Por eso hoy os traigo una super-receta de aprovechamiento. Concretamente aprovechando los restos de un pollo asado que no pudimos terminarnos. Hoy demostramos que con lo que no nos comemos se puede hacer algo más que croquetas.

Si no tienes “restos”, no te preocupes, que puedes preparar esta receta igualmente con una pechuguita de pollo “nueva”. Y si no tienes pollo, pues le puedes poner lo que se te ocurra. Lo mejor de esta receta es descubrir su sorprendente salsa al limón que le va que ni pintado a la carne y la pasta. Que no se diga que los macarrones tienen que ir siempre con tomate!


Ingredientes

(para 2 personas)

200 gr. de pasta (en este caso rigatone)

Agua

Sal al gusto

Un chorrito de aceite

1 cebolla

1 diente de ajo

Restos de pollo asado (o una pechuga entera o en filetes)

1 cacito de caldo concentrado  (de ese que parece como una gelatina, aunque si no lo encuentras o no quieres comprarlo, puedes sustituirlo por una pastilla de caldo concentrado de pollo de las de toda la vida)

3 cucharadas soperas de zumo de limón

150 gr. de queso fresco tipo Philadelphia (en mi caso, light)

Perejil picado fresco

 

Preparación

Empezaremos cociendo la pasta, para ello no nos complicamos y seguimos las instrucciones del fabricante cociendo el tiempo que nos indiquen con un poquito de sal.

Picamos bien finito la cebolla y el ajo. Luego echamos un chorrito de aceite a una sartén y ponemos a pochar la cebolla y el diente de ajo bien picados.

Una vez tenemos la cebolla y el ajo pochados, añadiremos los restos de pollo asado cortándolos en tiras o en trocitos que quepan en la boca. Como os decía en la introducción, si no teneis restos de pollo asado, podeis usar unos filetes de pechuga a la plancha cortados en tiras también. Sofreímos todo durante un minuto (no mucho porque en realidad la carne ya está hecha)

Seguidamente cogemos un cucharón de agua, de la que estamos usando cociendo la pasta, y la echamos en la sartén con el pollo, cebolla y ajo. Añadimos ahora el cacito o la pastilla de caldo, las tres cucharadas de zumo de limón y el queso fresco. Removemos bien hasta que el queso se deshaga completamente y quede una salsa ligada. Si estuviera demasiado espesa, podemos licuarla un poco echando más agua de la de hervir la pasta. Si por el contrario estuviera demasiado líquida, símplemente añade más queso y deja que reduzca. Es importante tener en cuenta que en caliente la salsa parece mucho más líquida de lo que luego se queda en realidad. En cuanto se enfría un poco enseguida coge consistencia, así que mejor pasarse de líquido que de sólido.

A estas alturas, la pasta ya habrá terminado de cocerse, así que escurréla. Echa de nuevo la pasta, ya escurrida, en la olla vacía y vierte también dentro el contenido de la sartén con el pollo y la salsa de queso. Remueve bien para darle el último “chup chup”.

Sirve rapidísimamente, decorando con abundante perejil picado. Debe degustarse al momento, ya que la salsa tiene peligro de adquirir demasiada consistencia si la dejamos reposar demasiado. Al momento está exquisita.

 

Resultado

Una pasta facilota y riquísima que se prepara en un momento.

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 3/5

Precio: 3€


Vía | www.cocinillas.es

Desconectado Kelemvor Freshbane

  • Fusiomante profesional
  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 45263
  • Come together, together as a one...
Cómo hacer nigiri
« Respuesta #96 en: Mayo 21, 2012, 22:37:20 »
Uno de los platos que más habréis visto en restaurantes japoneses es nigiri, que no es más que una croqueta de arroz con su pescado encima. Tiene su truco, hoy vamos a aprender a hacerlo.


Ingredientes (para 20 nigiris)

250 gramos de arroz glutinoso
375 ml de agua
1 lomo de salmón
150 gramos de atún loncheado
vinagre de sushi
sal
azúcar
Preparación

Es una receta muy fácil de hacer, pero os recomiendo que repaséis antes otra receta nuestra anterior: la de maki sushi. Ahí os expliqué los principios fundamentales para hacer bien sushi. Dicho lo cual, os empiezo diciendo que en mi caso lo he hecho de salmón (sake) y atún (maguro). Pero lo podéis hacer de cualquier pescado u otros experimentos. Ah, y por si os preguntáis qué es lo que sale a la derecha de la imagen, es shiao jiao, un tipo de dim sum relleno de gambas que no forma parte de la receta en sí.

Lo primero de todo es lavar el arroz. Tendremos que ponerlo en un colador y darle con agua, removiendo hasta que el agua que caiga del colador sea transparente, para eliminar el almidón. Después, metemos en una olla con tapa junto con 375 ml de agua (esa proporción siempre) y empezamos a cocer. Cuando empieza a bullir el agua, tapamos y empezamos a contar 15 minutos (a fuego medio-alto), después y con la tapa puesta, apagamos el fuego y dejamos reposar otros 15 minutos. Repito, con la tapa puesta.

En esa media hora, aprovechamos para ir cortando el pescado (en unas piezas de más o menos 5×2 cm) y calentamos 1/4 de vaso de vino de vinagre sushi con una cucharada pequeña de azúcar y otra de sal.

Una vez esté hecho el arroz, sólo tendremos que extenderlo en una bandeja y hacer surcos con una cuchara de madera en él. Por ahí echaremos el vinagre de sushi, repartiendo bien. Y luego, lo mezclamos todo.

Ahora toca hacer como si fueran croquetas con el arroz. Intentado que sean de la longitud aproximada de los trozos de pescado. Las montamos, ponemos los filetitos de pescado encima, y listo. Que aproveche.

Tiempo: 35 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 6€


Vía | www.cocinillas.es

Desconectado EbaN de Pedralbes

  • Desbigotao
  • Hombre Lobo
  • *
  • Mensajes: 7687
  • Fe en el Caos
Rellenos alternativos para sandwiches
« Respuesta #97 en: Junio 14, 2012, 15:08:33 »
Fuente: Cocinillas.


Con la Eurocopa encima y los Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina se avecinan tardes de amigos y picoteo.
Aparte de las patatas fritas y demás guarrería embolsada, los reyes indiscutibles del picoteo son lossandwiches, pero ¿no estais hartos de los típicos rellenos de foie grass o de york y queso? Nosotros sí y por eso hoy en Cocinillas os enseñamos las recetas más famosas del reconocido restaurante de sandwiches Rodilla para que deis la campanada en vuestras fiestas y reuniones.

Sandwich de bacon a la carbonaraEmpezamos con una de las últimas novedades de la fraquicia. Se ha presentado esta temporada y es una auténtica delicia. Además hemos descubierto que es una crema muy polivalente que no vale sólo para sandwiches… más adelante os daremos buena cuenta de otros inventos que hemos hecho con esta crema.
 Ingredientes1 tarrina (200 gr.) de queso de untar
1 paquete (150 gr.) de bacon
1 cebolla grande o dos medianas
Aceite
Sal y pimienta al gusto
PreparaciónEmpezamo s picando la cebolla lo más pequeña posible. Ponemos el aceite en una sartén amplia y pochamos la cebolla picada. Cuando esté hechita, añadimos el bacon y lo doramos un poquito.
Cuando todo está hecho, echamos la tarrina de queso y dejamos que se deshaga, removiendo bien para que se mezclen todos los ingredientes.
Salpimentamos al gusto y vertemos aún en caliente en el recipiente donde lo vayamos a conservar. En la misma tarrina del queso puedes guardar una gran parte, aunque no te cabrá todo así que mejor utilizar un recipiente plástico y hermético para guardarlo y usarlo cada vez que quieras. Deja templar un poco y después guarda en la nevera.
 
 Sandwich de pavo con manzanaUn clásico entre los clásicos. Si sois asiduos a Rodilla seguro que habeis probado esta delicia. A nosotros nos ha faltado el pan con semillas de amapola, pero por lo demás, ¡clavadito!
 Ingredientes100 gr. de fiambre de pavo (jamón, pechuga… da un poco igual. Da mejor resultado si es “braseado”)
1 manzana gordita
1 cucharadita de zumo de limón
Pimienta al gusto
4 cucharadas soperas de mayonesa
1 cucharada sopera de ketchup
PreparaciónPicamos el fiambre de pavo y la manzana en trocitos muy pequeños y los echamos a la batidora o a la picadora. Añadimos la cucharadita de limón y la pimienta y batimos (o picamos) hasta obtener una especie de crema con trocitos muy muy pequeños. No buscamos exactamente un puré, pero sí una especie de pasta. Mirad las fotos del final para ver la textura que necesitamos más o menos.
Una vez tenemos triturada la mezcla, la echamos a un bol o ya directamente al recipiente donde vayamos a conservar la pasta y mezclamos con la mayonesa y el ketchup. Este no tiene que esperar, ya está listo para untar y disfrutar.
 
 Sandwich de pollo al curryEl más exótico de los sandwiches y, nuevamente, una crema basada en el queso de untar (¿qué habría sido de Rodilla si el Señor Philadelphia no hubiera inventado su queso?). Otro clásico que no puedes dejar de probar.
 Ingredientes1 tarrina (200 gr.) de queso de untar
1 pechuga de pollo asada o a la plancha
Aceite
Sal y pimienta al gusto
2 cucharaditas de curry en polvo
PreparaciónPartimos de la base de que tenemos la pechuga ya cocinada, ya sea asada o a la parrilla. De hecho, yo utilicé los restos de un pollo asado y la verdad es que eché un poco de pechuga y también un poquito de contramuslo. Como veis, los restos de pollo valen para más cosas que para hacer croquetas
Con ayuda de las tijeras de cocina cortamos el pollo en trocitos pequeños y lo ponemos a sofreir en una sartén con una cucharadita de aceite. Realmente no necesita demasiada cocción porque ya está hecho de antes. Añadimos el queso de untar y dejamos que se deshaga y se mezcle con el pollo.
Añadimos ahora las dos cucharaditas de curry y una pizca de pimienta y removemos bien. Probamos y si le hace falta sal, se la echamos.
Al igual que con el relleno de bacon, vertemos en caliente en el recipiente donde lo vayamos a conservar y dejamos templar hasta que podamos meterlo a la nevera.
 ResultadoTres rellenos para sandwiches diferentes y deliciosos. Tus amigos te pedirán la receta, seguro.
Tiempo: 25 minutos
[size=78%]Dificultad[/size][size=78%]: 1/5
[/size][size=78%]Digestión:[/size][size=78%] 3/5
[/size][size=78%]Precio: [/size][size=78%]4 €[/size]
Fe en el Caos

Desconectado Kelemvor Freshbane

  • Fusiomante profesional
  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 45263
  • Come together, together as a one...
Lasaña clásica de carne
« Respuesta #98 en: Junio 30, 2012, 18:18:21 »
Este es un plato que no suelo hacer, el tiempo es el mayor problema, en mi casa es decir vamos a comer y comer ya, nada de elaborados, nada de complicaciones, nada de estar horas en la cocina. Nos gusta comer bien, pero no queremos perder tiempo (y menos en verano que preferimos estar al sol  )

Pero esta vez tenía tiempo y sobre todo ganas de preparar algo “contundente” que nos apetecía a los 2 (o 2 y medio, ya que llega hay un  bebe en camino) y que mientras lo preparaba pudiéramos estar juntos en la cocina. También es un plato que mi amigo @ouchmoren disfruta con pasión así que creo que no hay mejor manera de “aliñarlo” que estando todos juntos en la cocina pasando un rato entrañable entre amigos mientras lo preparamos todo.


Ingredientes
12-14 Placas de Lasaña

1 Cebolla

1/2 Pimiento Rojo y 1/2 Pimiento Verde

1 Kg de Carne Picada

Sal y Pimienta

Queso Rallado

1 Lata de Tomate Triturado

Para la Bechamel:

- 7 Cucharaditas de Harina

- 500ml de Leche

- 3 Cucharaditas de Mantequilla

- Una pizca de Sal

- Nuez Moscada

Preparación
Empezamos poniendo en un cazo grande agua a hervir para las placas de la lasaña (que sea grande deja espacio para que no se queden pegadas entre sí las placas) y una vez el agua empiece a hervir meter las placas siguiendo las indicaciones de tiempo del fabricante, en mi caso 10 minutos en agua hirviendo, pero yo solo las dejé 8 ya que me parecían que ya estaban listas. Una vez pasado el tiempo las ponemos sobre un paño limpio de cocina para que se sequen bien y las dejamos ahí hasta que la tengamos que montar.

Mientras se hace la pasta vamos picando finamente la cebolla y los pimientos. En una cazuela rehogamos a fuego no muy fuerte (potencia 6 de 9) en un poco de aceite la cebolla y los pimientos, le añadimos sal y dejamos hasta que estén un poquito blandas.

En este momento añadimos la carne picada (que sea la que mas os guste) añadimos un poco de pimienta y removemos para que la carne se vaya mezclando con la verdura y se cocine. Cuando le hemos dado cuatros vueltas a la carne añadimos el tomate triturado y removemos para que todo se mezcle. Dejamos entre 15-20 minutos a fuego suave para que se vaya haciendo bien.

En este momento ya podemos ir encendiendo el horno a 200º

Mientras se va haciendo la mezcla de tomate, carne picada y verduras es momento de hacer la bechamel. En este caso yo recomiendo que sea casera aunque si no tenéis tiempo, no se os da bien o simplemente la tenéis en brick y queréis gastarla también es bien recibida (sobre todo en cocinillas que somos de hacer las cosas fáciles)

Para hacer la bechamel añadimos en un cazo la mantequilla y una vez derretida la mezclamos con la harina, la tostamos (pero que no se os queme que da muy mal sabor) y añadimos la leche, la pizca de sal y un poco de nuez moscada. Ahora tenemos que remover sin parar hasta que coja la consistencia deseada. Probar para que no nos haya faltado sal o nos hayamos pasado con la nuez moscada.

Ya todo listo, las placas de lasaña secas, la bechamel en su punto y la carne con las verduras y tomate en su punto es momento de montar nuestra lasaña.

En un recipiente para horno ponemos en el fondo un poco de bechamel y la repartimos bien, esto evitará que se nos quede pegada. Después cubrimos con placas de lasaña y cubrimos con nuestra salsa de carne, aquí al gusto de cada uno, añadimos un poco de bechamel y un poco de queso rallado y cubrimos con más placas de lasaña. En este momento repetimos la operación hasta que la tengamos montada. En el último paso añadimos una capa de bechamel que lo cubra todo bien y queso rallado al gusto.

Ahora solo nos falta pasarlo por el horno para gratinar el queso (unos 8 minutos en mi caso) y dejarla a nuestro gusto.

Nota: En este caso tenía 3 huevos duros que habían sobrado de una preparación anterior, los corte en trozos medianos y cuando añadía la salsa con carne y antes de la bechamel y el queso le ponía unos trozos del huevo que luego al ir comiendo te aparecían y le daban un buen toque.

 

Resultado
Con estas cantidades nos sale una buena fuente de lasaña para entre 4 y 6 personas que acompañada de una buena ensalada y luego un buen helado de postre nos quedaremos perfectos (sobre todo para una buena siesta española).


Vía | http://www.cocinillas.es/2012/06/lasana-clasica-de-carne/

Desconectado Kelemvor Freshbane

  • Fusiomante profesional
  • Administrador
  • *
  • Mensajes: 45263
  • Come together, together as a one...
Pizza Calzone de pollo, queso de cabra y cebolla caramelizada
« Respuesta #99 en: Julio 01, 2012, 17:20:04 »
Una vez acudí a un conocido restaurante de comida italiana y americana que francamente estaba muy bien. Uno de sus platos era una Pizza Calzone, pero no de esa que dice serlo de Casa Tarradellas, una de verdad. Una masa de pizza doblada como una empanadilla con un relleno de pollo, pimientos, tomate y queso.

A mi pareja y a mí nos encantó por lo que tenía que intentar hacerlo en casa, solo que con otros ingredientes que nos gustan más.


Ingredientes para 2 personas

Masa fresca de pizza redonda
200g de Pechuga de pollo fileteada
Medio pimiento rojo
Medio pimiento verde
Un tomate natural
Medio rulo de queso de cabra
Cebolla Caramelizada
Aceite
Sal
Preparación

Antes de empezar os recomiendo que la masa de la pizza no la saquéis de la nevera para que no pierda la temperatura, pues será más difícil trabajar con ella. Dicho esto vayamos al lío.

Comenzamos por cocinar el relleno cortando en tiras no muy largas el pimiento rojo y el verde. Ponemos a fuego medio una sartén con un chorrito de aceite y añadimos los pimientos. Mientras se fríen cortamos los tomates en cuadraditos, no echéis el tomate enseguida ya que los pimientos necesitan más tiempo para pocharse. Esperados unos minutos agregamos los tomates manteniendo la misma temperatura del fuego y removiendo de vez en cuando.

Pasamos a cortar en cuadraditos ,o lo más parecido que podáis, la pechuga de pollo y la añadimos a la sartén. Agregamos una pizca de sal y removemos para que se cocine todo a partes iguales. No es necesario que el pollo se dore, por lo que en cuanto el pollo esté blanco podemos retirar la sartén del fuego, que nos habrá llevado no más de 15 minutos.

Reservamos el contenido de la sartén y encendemos el horno a 220º C con las resistencias de arriba y abajo. Cortamos unas rodajas de medio centímetro de grosor, aunque el grosor como veáis, pero este queso da mucho sabor.

Sacamos la masa de la pizza, la desenrollamos con cuidado y colocaremos el sofrito en una de las mitades dejando uno o dos dedos de margen con el borde. No importa la altura que coja el sofrito lo importante es que se cierre bien la masa para que no salga el interior. Para colocar el relleno os aconsejo que uséis una espumadera para no echar el jugo que saldrá de freír los pimientos, tomates y el agua del pollo.

Añadimos por encima las rodajas de queso de cabra y encima de esta echamos la cebolla caramelizada, que podéis comprarla hecha o bien hacerla de diferentes formas que ya hemos explicado en otras recetas.

Con la ayuda del papel que viene en la masa cerramos la pizza y los bordes tirando desde abajo hacia arriba. Introducimos la calzone a una altura por debajo de la mitad del horno, para que cocine bien la masa.

Transcurridos unos 15 minutos, aunque echarle un ojo de vez en cuando, tendremos la masa dorada y la pizza calzone lista para servir.

Resultado

Un plato riquísimo, para ponerse las botas y caerse de culo de la mezcla del sabor del queso de cabra y el dulce de la cebolla caramelizada.

Tiempo: 40 minutos

Dificultad: 3/5

Digestión: 4/5

Precio: 10€


Vía | www.cocinillas.es/2012/06/pizza-calzone-de-pollo-queso-de-cabra-y-cebolla-caramelizada/