Noticias e información telefónica

Iniciado por Kelemvor Freshbane, Febrero 14, 2011, 16:16:42

Kelemvor Freshbane

íšltimamente más y más amigos y allegados me preguntan cual es el procedimiento a seguir para reclamar a las tele-operadoras. Está avalancha la achaco a dos motivos básicamente:
Se ha extendido la voz de que sé como reclamarles y que suelo hacer valer mis derechos y ganarlas.
Ha aumentado considerablemente el número de atropellos, estafas y malas prácticas. En esta semana he tenido que poner en marcha el COMO en tres ocasiones, todas relacionadas con alta de servicios no solicitados explí­citamente.
Bien, intentaré ser breve.

¿Qué se puede reclamar?
Lo que se os ocurra. Siempre que penséis que tenéis razón reclamarles, incluso pedirle el abono de las cantidades que consideréis oportunas. No os cortéis, reclamar, si os dan de alta servicios sin preguntaros aunque los hayáis disfrutado, reclamar; si os ponen permanencias que no entendéis, reclamar; reclamar por todo, de verdad.

Ví­a pací­fica
Es lo que solemos hacer habitualmente.
Llamar al número de atención al cliente y explicarles el problema. Suelen resolvértelo siempre que no haya por medio abonos o baja de servicios sujetos a permanencia, es decir, siempre que no haya dinero de por medio. Importante: las operadoras están obligadas a tener un número gratuito de atención al cliente, si no lo tenéis buscarlo en internet.
Mi nivel de paciencia con la ví­a pací­fica suele ser de dos operadores o dos llamadas. Una vez pasado este lí­mite y habiendo comprobado que no hay avances ni va a haberlos paso a la ví­a agresiva.

Ví­a agresiva
Existe un mediador como consumo para este sector en concreto. Lo importante es que, a diferencia de consumo, las empresas de telecomunicaciones están obligadas a responder y acatar las resoluciones de este mediador, no es voluntario, están obligadas. Este mediador es la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones, y su página web es http://www.usuariosteleco.es/. Vamos a hacer uso de este mediador.
Preparar un papel y un lápiz o bolí­grafo. Anotaros fecha y hora de la llamada.
Llamar al número de atención al cliente gratuito.
Antes de nada le preguntáis al operador que os dé su nombre y su número de operador. Tienen que dároslo. Aunque os mientan (qué suelen hacerlo) no pasa nada, vosotros anotarlo. Al final si tienen que ir a las cintas que graban saldrá que os han dicho ese nombre y número de operador.
Les indicáis que queréis poner una reclamación y que al final queréis que os den el número identificativo de la reclamación. Importante, necesitamos el número identificativo de la reclamación para que podamos demostrar que se les puso la reclamación en una fecha concreta. Sin número es como si no hubierais llamado. Os pedirán que le expliquéis otra vez el problema, os pondrán pegas, os dirán que no podéis poner ninguna reclamación, os pasarán a otros operadores, ... Que no os engañen, estáis en vuestro derecho de poner una reclamación de lo que os dé la gana, aunque a priori no tengáis razón.
Si se niegan a poner la reclamación o similar en el cuál os den un número identificativo pasáis a la amenaza. Les decí­s que estáis en vuestro derecho, que si no la ponen vais a poner una denuncia a la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones diciéndole el nombre y número de operador a dicha oficina. En este momento suelen cogeros nota.
Si os veis incapaces de que os cojan nota de la reclamación, pasar al paso siguiente. Si habéis conseguido ponerla suelen reaccionar. Os llamarán para intentar resolver el problema. Si después de todo no conseguí­s resolver el problema o no os llaman pasar al paso siguiente.
Reclamación ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones:
Solo podéis reclamar ante esta oficina si habéis puesto una reclamación al operador previamente y ha pasado un mes sin respuesta o sin respuesta que consideréis satisfactoria. Para demostrar que habéis puesto la reclamación al operador necesitáis el número identificativo de la reclamación. Aquí­ tenéis información de los requisitos para reclamar y como reclamar en este oficina: http://www.usuariosteleco.es/comoreclamar/Paginas/reclamaciones.aspx.
La reclamación se puede poner telemáticamente con el DNI electrónico en la página http://www.usuariosteleco.es/PresentacionElectronica/Paginas/ReclamacionesTelematicas.aspx (la que uso, muy cómoda y sin gasto) o a través de correos, registros, ...
La reclamación no hace falta que sea un texto jurí­dico pero tenéis que ser claros. Hacerla por puntos suele ayudar para ser claro y conciso. Destaco cuatro partes:
Presentación: ponéis quienes sois, DNI, el titular del servicio reclamado, DNI del titular, tipo de servicio (telefoní­a fija, móvil o acceso a internet), número de teléfono cuando proceda.
Explicación de la reclamación: ponéis detalladamente punto por punto por qué reclamáis, cuál es el problema.
Tramite con el operador: indicáis que pusisteis una reclamación con número tal, tal dí­a a tal hora, que os atendió tal operador con tal número. Si después habéis tenido conversaciones con ellos explicar qué conversaciones y con qué resultados. Ser claros y concisos. Insisto, nada de lenguaje jurí­dico si no sabéis usarlo, usar vuestro propio lenguaje.
Qué pedí­s: punto por punto ponéis que pedí­s. Baja de servicios sin pagar permanencia, abonos, ...
A la reclamación adjuntar lo que necesitéis, sobre todo facturas donde se demuestre que os tan cobrando cierto servicio que estáis reclamando.
Una vez hecha la reclamación, la oficina os mandará una carta certificada indicando que han pasado la reclamación al operador y que os responderán con lo que diga dicho operador. En este momento ya te suelen llamar del departamento de calidad o como se llame de la operadora, que no está subcontratado. Con ellos volvemos a la ví­a pací­fica, suelen resolverte satisfactoriamente la reclamación si tenéis razón. Yo, las ocho que he puesto las he ganado en este punto, me la han resuelto satisfactoriamente en este punto.
Si aún así­ no llegáis a un acuerdo con la operadora, indicáis a la oficina que queréis que resuelva ella porque no llegáis a un acuerdo con el operador.
Si la oficina no resuelve a vuestro favor os queda solamente la ví­a judicial, pero ya ahí­ no me meto, no soy jurista, solamente un usuario que ha estudiado como defenderse de este atajo de estafadores y amantes de las malas prácticas que son las empresas de telecomunicaciones.
Y eso es todo, hay que tener paciencia pero siguiendo los pasos descritos se suele ganar. Y de verdad, insisto, reclamar, no dejéis de reclamar, que no os atropellen.


Via | http://laestrategiaglobal.blogspot.com

EbaN de Pedralbes

Fe en el Caos

Anubis

Good job Kel. Yo tambien les he puesto dos reclamaciones, con pasos muy similares. Suelo saltarme la forma pacifica, no suele llegar a ninguna parte, por que la persona que te atiende esta en una plataforma y no tiene ninguna potestad para ayudarte, solo para darte largas. Y he ganado las 2, muy buen aporte.  icon_gusta

Kelemvor Freshbane


Kelemvor Freshbane

Recopilación de sonidos de Star Wars (concretamente de sables de luz) adecuadamente recortados para ser usados como tonos de notificaciones, SMS o MMS, etc.




Ví­a | http://esgeek.com

EbaN de Pedralbes

Fe en el Caos

Kelemvor Freshbane

Abril 10, 2011, 12:25:44 #6 Ultima modificación: Abril 10, 2011, 12:28:35 por Kelemvor Freshbane


Las operadoras no lo tienen bien hoy en dí­a. Al principio eran aplicaciones discretas cuya fiabilidad siempre se poní­a en duda y presentaban defectos, pero ahora sencillamente quien tiene un smartphone y se gasta dinero mandando SMS es porque quiere. Un mundo de aplicaciones móviles para mandar mensajes gratuitos ha aflorado en la red, y algunos se han vuelto tan importantes que es raro no verlos instalados en los móviles.

Aún así­, cada aplicación tiene su concepto y quizás no todo el mundo puede acostumbrarse a ello. Es por eso que vamos a ver las cuatro alternativas más usadas para mandar esos mensajes y las diferencias que hay entre ellas. Es curioso, porque servicios que no tení­an como objetivo tener este tipo de funcionalidades han terminado teniéndolas gracias a la demanda de los mismos usuarios.


WhatsApp nacido para eliminar los SMS



La alternativa más usada y más popular es, sin duda, WhatsApp. Y es de hecho la única opción de las que hablaremos aquí­ cuyo único objetivo principal es de enviar mensajes a nuestros contactos. WhatsApp toma como base la agenda de nuestros teléfonos para marcarnos los que también tienen la aplicación instalada, y a partir de ahí­ podemos comunicarnos con ellos usando mensajes de texto, imágenes y ví­deos.

Por supuesto, todos los mensajes no tienen coste. WhatsApp saca los beneficios de su precio, que en iOS es de 0,79 euros. Para muchos, ese precio no es nada si gracias a eso podemos mandar gratuitamente todo ese contenido de forma ilimitada a todos los contactos que queramos. La aplicación ha calado tanto que incluso se ve anunciada por las calles, en un intento de las operadoras para que los móviles tengan puntos atractivos. Muchas personas lo conocen en España como una buena opción para dejar los SMS de pago.

WhatsApp también está en la OVI Store y en Android Market en fase beta. Si consiguen esa expansión, la aplicación estará presente en la gran mayorí­a de dispositivos móviles del mercado. De hecho, hay quien ya está pidiendo una versión especial de la aplicación para el iPad, o incluso una expansión hacia un servicio web completo. La verdad es que no estarí­a nada mal.


Viber, las llamadas VoIP con fundamento



Viber nació como alternativa a Skype pudiendo hacer llamadas con VoIP, aunque seguimos teniendo la filosofí­a de la configuración cero. Es decir, una vez la aplicación está instalada no tenemos ni que crear una cuenta de usuario ni que buscar los contactos: seleccionamos uno de los que la aplicación nos indica que también tiene Viber instalado y le llamamos usando la red 3G de datos. Otro buen golpe a las operadoras donde más les duele.

Lo interesante de Viber es que con la reciente llegada de la versión 2.0, el servicio también ha incluido la posibilidad de los mensajes. Con esto se convierten en competidores del mismo WhatsApp, añadiendo la ventaja de que Viber es completamente gratuito y presente tanto en iOS como en Android. En el resto de sistemas, por desgracia, no hay presencia de esta alternativa.


Twitter, combinando el microblogging con las notificaciones



Otro modo de mandar mensajes que ha acabado siendo usado por muchas personas es Twitter. Aquí­ ya pasamos de depender de las agendas de los teléfonos móviles a una red de contactos que te tienes que construir con una cuenta en ese servicio, pero con el éxito que ha tenido esta red de microblogging no son pocas las personas que se comunican entre ellas usando los mensajes privados de Twitter.

No hay que olvidar que para que esto funcione, los programas con los que usamos este servicio tienen que ser capaces de enviar notificaciones. Toda la infraestructura de mensajes de texto se viene abajo si cuando alguien nos manda un mensaje, el móvil no nos avisa al instante. Dejando a un lado el coste que pueden tener ciertas aplicaciones que hacen esto posible, el uso de Twitter es completamente gratuito.


Facebook, mensajes y chat con notificaciones en el móvil



Una forma muy similar a la usada con Twitter es el uso de la red social Facebook. Es difí­cil encontrar a internautas que no tengan cuenta en ese servicio, que a su vez tiene una funcionalidad de mensajes y de mensajerí­a instantánea. Combinando estas dos funciones, las notificaciones de las que hablábamos antes y esos nuevos mensajes que la red ha lanzado recientemente como algo alternativo al correo, acabamos con una solución completa para comunicarnos con nuestros amigos sin tener que pagar nada.

Lo interesante de Facebook es cómo podemos combinar los mensajes personales con la mensajerí­a instantánea: el protocolo de Facebook ha terminado incluso integrándose en los principales clientes de mensajerí­a multiprotocolo. De la misma forma se puede usar en los teléfonos móviles, aunque como en el caso de Twitter no se integra (al menos fácilmente) con las agendas y contactos de nuestros teléfonos.

Al final todo va por gustos y maní­as de los usuarios: si nos sentimos cómodos con un modo de comunicación, nos quedamos con él. WhatsApp es que que parece que ha calado más entre los usuarios, más que nada por su expansión a más plataformas móviles y la comodidad de su uso. Y es curioso, porque es la única alternativa que hemos visto que es de pago en ciertas plataformas. La comodidad y la integración parecen anteponerse al precio en este campo.


Ví­a | www.genbeta.com

EbaN de Pedralbes

Mis amigos usan el WhatsApp y ya me habí­an avisado de él. El Viber no lo conocí­a pero es que yo aún no tengo un teléfono de última generación así­Â´que no es un gran comentario xD
Lo malo de usar redes sociales como twitter y facebook es que el volumen de novedades puede ser muy alto. Al menos en facebook puedes configurar los avisos de forma que solo recibas avisos al sms por mensaje privados, por ejemplo.
Fe en el Caos

EbaN de Pedralbes

Hoy me he instalado heytell que es una fieshta, ja ja. Permite usar el teléfono como si fuera un walkie-talkie así­ que creo que durante la próxima acampada de peñas lo voy a usar bastante, ja ja.
Fe en el Caos

Kelemvor Freshbane



Esta es una de esas historias sobre las malas prácticas de ciertas compañí­as que todos conocemos y que, por su originalidad, he querido comentar en el blog. No se trata de un caso más de facturas fantasmas o altas involuntarias, ya que no merecerí­a la pena escribir una entrada porque a través de una simple búsqueda en Google podemos encontrarnos con cientos de casos. Este relato trata acerca de la arbitrariedad que tienen estas empresas a la hora de interpretar los contratos, normalmente sin aviso y siempre en contra de los intereses del cliente.

En enero del año 2010 me dispuse a cambiar de compañí­a de móvil y recibí­ una contraoferta de mi compañí­a actual, una con nombre de color y de fruta que, para evitar problemas legales, llamaré "Naranja". Me ofreció un nuevo teléfono y descuentos en las próximas facturas, y acepté firmando un compromiso de permanencia de 18 meses. El terminal lo recibí­ un par de semanas después, tras pago al mensajero de unos 90€ (los móviles que me daban gratis no me convencí­an) y ahí­ empezó mi calvario.

Resulta que la caracterí­stica principal de mi nuevo móvil (un Nokia N86) era su cámara de 8MP, pero el teléfono que me enviaron estaba estropeado y no sacaba fotos, así­ que llamé al número de atención al cliente de Naranja para que lo cambiasen por uno que funcionase. Tras una interminable espera escuchando música repetitiva, publicidad y una voz robótica por fin logré hablar con un agente que me dijo que no me preocupase, que pronto me cambiarí­an el terminal estropeado por uno nuevo. Mentí­a.

Pasaban los dí­as sin que tuviese noticias de mi nuevo teléfono, así­ que de vez en cuando llamaba para ver cómo iba la gestión. Tras interminables esperas los operadores me aseguraban que, aunque el terminal no se encontraba en stock, se repondrí­a mañana, y si llamaba un viernes, que se repondrí­a el lunes. Y así­ pasaron los dí­as, las semanas y los meses hasta que por fin en marzo recibí­ un teléfono que sí­ funcionaba.

Hasta esta tarde pensaba que el problema con Naranja habí­a quedado ahí­, en unos incómodos retrasos por parte de su tienda y en unas charlas interminables con los operadores, pero no. A pesar de que acepté su contraoferta en enero del 2010 y pagué ese mismo mes los 90€ del terminal, ellos empezaron a contabilizar mi permanencia en marzo, cuando me enviaron por fin el segundo teléfono. Por lo tanto, mi compromiso, lo han alargado unilateralmente de forma artificial casi tres meses por culpa de su servicio post-venta deficiente, incapaz de cambiar un terminal estropeado en un plazo razonable.

Las prácticas de compañí­as como "Naranja” nunca dejarán de sorprenderme. Han transformado un problema de stock suyo en tres meses adicionales de permanencia mí­os que, al fin y al cabo, es dinero.


Ví­a | www.pixfans.com

TinyPortal 1.6.3 © 2005-2019