Información y noticias sobre alimentación

Iniciado por Kelemvor Freshbane, Noviembre 25, 2010, 20:52:47

Kelemvor Freshbane


Kelemvor Freshbane

You are not allowed to view links. Register or Login

You are not allowed to view links. Register or Login

You are not allowed to view links. Register or Login

Kelemvor Freshbane


EbaN de Pedralbes

You are not allowed to view links. Register or LoginYou are not allowed to view links. Register or Login

icon_fuuuu ¡Cuanto cabrón!

Kelemvor Freshbane


EbaN de Pedralbes

You are not allowed to view links. Register or Login.



En el corazón de las colinas del norte de Tailandia, las mujeres de los cuidadores de elefantes recogen los granos de café de los excrementos de los animales. Una vez lavados y tostados, se convertirán en un café único, de los más caros del mundo.

"Cuando presenté mi proyecto a los cornacas [guías y cuidadores de los elefantes], me tomaron por loco", recuerda Blake Dinkin, fundador de la empresa Blacky Ivory Coffee.

Este canadiense se lo pensó mucho antes de viajar al distrito de Chiang Saen, fronterizo con Birmania y Laos, más conocido por el tráfico de drogas que por el café.

Primero pensó en utilizar civetas (pequeños mamíferos carnívoros), para fabricar un café llamado "kopi luwak", que se produce ya en África y en Asia.

Igualmente, barajó la hipótesis de utilizar leones o jirafas, antes de descubrir que los elefantes comían café de vez en cuando durante los periodos de sequía en el Sudeste Asiático.

"Al principio pensé que dándoles a los elefantes algunos granos conseguiría un buen café. Pero resultó imposible de beber. Necesité nueve años para conseguir lo que realmente buscaba", asegura Dinkin.

El estómago del elefante funciona como una olla de cocción lenta, donde los granos de café se marinan con las otras hierbas y frutas que consumen los paquidermos, explica el productor. Los jugos gástricos, por su parte, permiten eliminar el amargor del café, asegura.

- 'Un halo de ensueño' -

Sin embargo, Aleaume Paturle, propietario del café Lomi de París, un lugar imprescindible para los amantes de esta bebida, considera que este tipo de café no tiene mucho interés.

"Es un café curioso, pero no es el mejor producto. Para hacer un café realmente bueno, hay que saber fermentarlo. Y cuando este proceso se da en el estómago de un animal, entonces es más complicado", explica.

Aunque al final obtiene un sabor "bastante inconsistente", el hecho de saber que los granos vienen de la barriga de un elefante de Tailandia le otorga "un halo de ensueño" al producto, reconoce.

Por eso hasta ahora sólo se puede encontrar en hoteles de lujo de Asia, donde cinco tazas del tamaño de un expreso se venden por más de 60 euros (68 dólares).

La escasa producción de este café (150 kilos de cosecha en 2015) contribuye a su buena imagen de marca.

Ahora que en Europa están de moda los "grandes" cafés, codiciados por una clientela dispuesta a pagar por néctares de excepción, el "Black Ivory" no debería tardar en llegar a los establecimientos de París, Zúrich, Copenhague e incluso Moscú.

"El concepto responde a la perfección a nuestra filosofía de asegurar a nuestros clientes experiencias únicas para que se vayan con una historia increíble", asegura Mark Thomson, del grupo propietario de los hoteles de lujo Anantara.

El inventor Blake Dinkin destaca igualmente la dimensión artesanal y de comercio justo de su empresa.

Son las mujeres de los guías de elefantes las que extraen los granos de los excrementos, antes de lavarlos y secarlos al sol, permitiendo un extra de ingresos para la comunidad local.

"Pierdo muchos granos durante el baño matutino de los elefantes" porque defecan en el río, comenta jocoso Blake Dinkin.

Para obtener un kilo de café, hay que darles de comer para empezar 33 kilos de granos de café, entre su ración de arroz y de plátanos.

- 'Caramelo y chocolate' -

Al principio un poco escéptico, el director de la fundación del Triángulo de Oro, que acoge a estos elefantes antes utilizados como atracción turística en las calles de Bangkok, se dejó finalmente convencer para el proyecto.

La fundación el 8% de las ventas, lo que contribuye a pagar los veterinarios y a mantener las instalaciones.

En el hotel Anantara de Chiang Saen, donde la fundación tiene oficina, la preciada bebida se prepara ante los ojos de los clientes en una elegante máquina de sifón francesa del siglo XIX que permite ver cómo infusiona el café.

"Es realmente único", se entusiasma Barbara Shautz, turista alemana, que percibe un sabor a "caramelo y chocolate". "Nunca había probado algo así, ¡es una experiencia increíble!". Además se realiza una buena acción para ayudar a los elefantes y a las familias de los guías...

EbaN de Pedralbes

Fuente: You are not allowed to view links. Register or Login.

Lo caro sabe más sabroso, comer solo ayuda a bajar de peso y el color es más importante que el sabor: esos son algunos de los hallazgos más recientes de la ciencia, concretamente de los gastrofísicos, sobre nuestros hábitos alimentarios.
No te sientas culpable si no has escuchado antes la palabra "gastrofísica"; es un término novedoso para describir a quienes se dedican a una disciplina que combina la psicología, la neurociencia y las ciencias sensoriales con el mercadeo, el diseño y la economía conductual.




El término fue acuñado por el psicólogo experimental de Oxford Charles Spence, cuyo trabajo sobre la percepción de los alimentos ha mostrado detalles fascinantes sobre cómo el sabor, el aroma y nuestro disfrute general de los alimentos están influenciados por todos los sentidos, incluso la audición, así como por el estado de ánimo y las expectativas.

Algunos de los hallazgos de Spence y su grupo de investigadores ha sido usados por las grandes compañías productoras de alimentos, pero el científico también ha compartido varios de sus secretos en  un reciente libro titulado “You are not allowed to view links. Register or Login” (“La comida perfecta: La ciencia multisensorial de los alimentos y la cena”), publicado en septiembre de 2014.

Aquí te compartimos algunos, reseñados por el diario británico You are not allowed to view links. Register or Login:

- Lo caro sabe más sabroso

Si comemos con cubertería pesada vamos a disfrutar más de la comida. Por ejemplo, una crema de vegetales se percibe más espesa, dando la impresión de que la comida tiene mayor calidad y por tanto estamos dispuestos a pagar más por ella. También los expertos han determinado que la música tiene un efecto en la elección del menú: escuchando melodías instrumentales clásicas nos inclinamos a seleccionar platos más caros, mientras que la música a todo volumen aumenta las ventas de refrescos.

Caviar albino, uno de los alimentos más caros del mundo
Caviar albino, uno de los alimentos más caros del mundo


- Se come menos en platos rojos y azules

Sí, el color del plato influye sobre la cantidad de alimentos que consumimos. Se come menos en platos rojos y azules, aparentemente a causa del menor contraste entre los alimentos y la superficie donde descansan. Ese es uno de los hallazgos del equipo de Brian Wansink, del laboratorio de Marcas y Alimentos de la Universidad de Cornell, y uno de los gurús de la gastrofísica.



-Si quieres bajar de peso, come solo

Comemos un 35% más cuando estamos con otra persona, un 75% más con otras tres y dos veces más junto a siete o más comensales. La variedad también fomenta comer en exceso. Un tazón de caramelos M&Ms de diversos colores se consume más rápido que una selección de un solo color.

- El color domina el paladar

Spence ha confundido a catadores de vino añadiendo colorante rojo a vinos blancos que habían probado previamente. Resulta ser que el vino también sabe más dulce cuando se consume bajo una luz roja. Esto se debe a que la visión es nuestro sentido más importante, es el que más espacio ocupa en el cerebro, y por tanto la expectativa puede superar el sabor y el aroma en su conjunto.

- Los más decididos llevan ventaja

Si a menudo sientes que has elegido mal en un restaurante, ten esto en cuenta: quien ordena primero tiende a disfrutar más de su comida o bebida. Los que ordenan después a menudo rechazan instintivamente lo que otros han pedido y terminan escogiendo algo que no elegirían normalmente.



- No veas películas deprimentes

El equipo de Wansik descubrió recientemente que ver películas tristes aumenta drásticamente el deseo de comer. Por ejemplo, en un experimento, los espectadores de Solaris (ya sea en la versión de Tartovsky de 1972 o de Soderberg 30 años después) comieron 55% más de las palomitas de maíz que los que vieron la comedia “Mi gran boda griega”. Y, como ya es ampliamente sabido, comer delante del aparato de la televisión es negativo pues el cuerpo no avisa cuándo está satisfecho con los alimentos.

Kelemvor Freshbane

Muy interesante.

Enviado desde mi Nexus 5 mediante Tapatalk


EbaN de Pedralbes


MrOizo

You are not allowed to view links. Register or Login
You are not allowed to view links. Register or Login.


Menuda soplapollez...

1. Iceberg es corcho?! Qué pasa, que ahora somos sibaritas?
2. Es común tener el tomate en la nevera. No me gusta la verdura fría, pero tan sólo hay que asegurarse de sacarla un ratito antes de comértela.
3. A mi me encanta cuando me aliño una ensalada, me como la mitad y me como el resto al día siguiente. El vinagre, el aceite y la sal acaban formando parte de esa "pasta" y está buenísimo.

TinyPortal 1.6.3 © 2005-2019